trucos para alimentar perros

Trucos caseros para alimentar de manera más natural a tu perro

La buena salud canina depende en gran parte de la alimentación sana y balanceada que las mascotas reciban. La tendencia a una nutrición más natural con productos de origen animal y vegetal preparados en casa se ha impuesto, y muchos dueños de mascotas prefieren esta opción antes que los alimentos industriales.

Previo a comenzar a alimentar naturalmente a tus perros, lo mejor es saber muy bien qué alimentos son mejores para ellos y en qué manera prepararlos, te contamos todo para que te pongas manos y ollas a la obra.

Lo apropiado de lo natural

En la vida, así como en la alimentación canina, la concepción de que “lo natural es mejor” se ha impuesto y goza de gran aceptación, los dueños de perros han optado porque estos disfruten a diario de una dieta preparada en casa.

La comida preparada de forma natural para los perros resulta saludable, trayéndolo beneficios y ventajas tanto a nivel orgánico como en su apariencia, para lograrlo sigue estos trucos:

  • Cocina bien cada alimento, no le des nunca carnes ni leche cruda, tampoco conchas de verduras ni verduras crudas, salvo palitos de zanahorias. 
  • Evita agregar sal y azúcar, el paladar de los perros no es igual al de los humanos.
  • No exceda las porciones, cada comida no debería pasar de los 250 gramos si se trata de un perro de raza grande, entre 80 y 150 gramos para las razas medianas y pequeñas.

8 alimentos que no pueden faltar

Aunque hay una gran variedad de alimentos tanto de origen vegetal como animal que los perros pueden comer, hay 8 de ellos que no pueden faltar en su ingesta semanal para que realmente tengan una nutrición natural adecuada, te contamos cuáles son:

  1. Haz del pollo la estrella del menú

El pollo es la principal proteína que se debe incorporar a la dieta de nuestros perros, deshuesado y con la mayor parte de la piel retirada para evitar perforaciones u obstrucciones intestinales así como la hipercolesterolemia y obesidad canina, este alimento es una proteína de excelente calidad y debería ser consumida al menos 4 veces por semana por los perros para ayudarlos a estar bien nutridos.

Jamás se lo des crudo para evitar problemas de parásitos y bacterias en su sistema gástrico. Son muchas las recetas que puedes preparar con él como arroz con pollo, pollo con vegetales, caldos y croquetas. Dedos, hígado, cuellos, corazón y pulmones de pollo, al igual que el resto de la carne, están permitidos

La ternera es otra buena fuente de proteína al igual que el cerdo magro, estas deben consumirse un máximo de 2 veces por semana en cortes bajos en grasa.

  1. Agrega siempre verduras, lo vegetal es parte importante

Los alimentos de origen vegetal son sumamente importantes, estos ayudarán a evitar las anemias, obesidad y la diabetes, igualmente son una excelente fuente de vitaminas y minerales que ayudan a funcionar de mejor manera el organismo, evitando problemas tanto gástricos como renales y hepáticos.

Aunque no pueden ser su principal fuente de alimentación, es muy positivo incorporarlas en la ingesta diaria. Las verduras que se deben incluir son zanahorias, calabazas, acelgas, espinaca, judías, vainitas, brócoli y coliflor, siempre cocidos completamente y sin cáscaras u hojas.

Las verduras son buenas para los canes, solo hay que evitar darles de modo frecuente cebollas, chalotes, cebollinos y ajos. 

  1. Acompaña las recetas de cereales

El más recomendado para la dieta natural de los perros es el arroz, este puede ser blanco o integral, es una excelente fuente de energía y carbohidratos, al igual que el maíz y el trigo, estos últimos dos en harinas no muy refinadas, por su parte la avena en hojuelas es excelente para aumentar la fibra en la dieta.

Es posible dárselos a diario a los perros; sin embargo, siempre deben estar completamente cocidos.

  1. Dale a comer pasteurizados de buenas calidad

Nuestros perros necesitan una fuente saludable y segura de calcio y proteínas, no hay mejores alimentos para obtenerlos que los pasteurizados de leche como quesos y yogures, procura que sean bajos en sal y azúcares, resultan también muy buenos para mantener la flora intestinal y cuidar el sistema digestivo de los perros.

De 2 a 3 veces a la semana es una buena porción, puedes hacer yogur casero y controlar mejor la cantidad de azúcar; el queso de oveja, cabra y vaca son las mejores opciones, siempre busca los más bajos en sal.

  1. Nunca dejes una semana sin pescado

Además de ser una excelente fuente de proteínas, los pescados aportan Omega 3 y 6, debes cuidar que no tengan espinas y hayan sido descamados, los enlatados en agua o aceite como atún y sardinas también son buena opción, pero las recomendaciones van hacia el pescado fresco o congelado, especialmente salmón, merluza y atún. El consumo recomendado es de 2 a 3 veces a la semana.

  1. Complementa las proteínas con huevos

Para evitar problemas gástricos el huevo debe ser siempre cocido, pueden consumirse enteros entre 3 y 4 veces por semana. Podrás preparar omelette y tortillas, dárselos hervidos o hacerlos parte de croquetas y galletas de arroz y carne. 

Los huevos son excelentes fuentes adicionales de proteína, pero no pueden ser la proteína principal en la dieta natural canina.

  1. Agrega frutas a la nutrición

Manzanas rojas, verdes y amarillas, pera, sandía, bananas, naranjas, mandarinas,  melocotones, kiwi, papaya, todas les aportan excelentes cantidades de vitaminas y minerales, pudiendo ser consumidas entre una y dos veces al día, lo único es que no deben tener cáscara a excepción de las manzanas, peras y melocotones; tampoco deben tener semillas.

  1. No olvides un poco de grasa sana en la dieta

El maní es un alimento muy sano, lleno de vitaminas y ácidos grasos que son necesarios para la piel y el pelo, las cremas así como las galletas de maní les resultan irresistibles. Agrega una cucharada de aceite de oliva o girasol a las preparaciones, además de buen sabor le brindarás una fuente sana de grasa que no atente contra sus valores de colesterol.

Con una dieta natural, podemos controlar de mejor forma lo que nuestros perros comen, las porciones y el contenido nutricional.