pasear perros en coche

Tips para viajar con tu perro en coche

Los viajes en auto con nuestras mascotas son una enorme responsabilidad, aunque puede resultar muy entretenido hacer recorridos con nuestros perros, lo cierto es que hay que tomar distintas previsiones para evitar riesgos y trasladarlos de manera segura.

Los perros tienen gran agudeza auditiva y olfativa, sin dejar fuera su excelente sentido de la vista, en el trayecto son varias las cosas que pueden hacer que se inquiete, además no hay que olvidar que siempre se debe cumplir con las normas de tránsito, salvaguardando siempre su integridad y la de los demás ocupantes del automóvil, así como los demás transeúntes. Te dejamos 8 Tips para que te embarques en el viaje en auto con tu canino.

Apóyate en la anticipación y la adaptación

Si tu perro viaja con poca frecuencia en el auto, deberás apoyarte en la anticipación y la adaptación, al menos tres semanas antes de salir de viaje con tu mascota, dale un paseo corto en auto, durante la primera semana pide a alguien que te acompañe para que lo vigile bien y no desatiendas el volante, llévalo con su collar o arnés, pero no lo ates para que no se inquiete, si viajará en el transportín, lo mejor es que los paseos de adaptación sean dentro de estos y vayan aumentando en tiempo progresivamente.

En las semanas 2 y 3 antes de viajar ya todo debe estar más ordenado, los perros se acostumbran con gran facilidad y a la mayoría les relaja pasear en coche.

Dale un lugar en el auto

Dale a tu can un lugar específico en el viaje, esto será un límite que le ayudará a estar más calmado, si eliges que viaje en el trasportín no hay problema, podrás colocarlo en los asientos traseros para que la ansiedad no se haga presente.

Si decides llevarlo fuera del trasportín, puede ir en alguna de las ventanillas o en el centro, solo debes garantizar espacio suficiente para que se pueda recostar y sentar de forma cómoda, sin que se sienta aprisionado, así no terminará sobre los demás ocupantes del auto.

 Las opciones para que tu perro viaje cómodo y seguro son arnés de seguridad, cinturón de seguridad para perros, transportín y barras delimitadoras de asiento, la que elijas debes haberla usado en las tres semanas previas de anticipación y adaptación. ¡Jamás lo lleves en el maletero!

Antes de salir déjale ir al baño

Los viajes en carretera pueden ponerlos nerviosos, y tal como sucede con los humanos la vejiga puede llegar a ser pequeña, antes de salir de viaje llévalo al baño, así no tendrás que preocuparte por al menos 2 horas de que sienta deseos de orinar o hacer caca. 

Bríndale comodidad

Llévale una manta para que esté cómodo, si tienes espacio suficiente podrás llevar al viaje su cama canina, recuerda que sus ganas de jugar y mordisquear siempre estarán presentes, no te olvides de sus juguetes favoritos, con dos o tres de ellos estará bien.

Mantenlo hidratado

Si el recorrido en carretera es largo deberás hacer varias paradas en la vía para que puedas darle de beber a tu perro, aun si llevas el coche a una temperatura fresca, los perros regularmente beben agua cada 60 o 120 minutos, una parada cada 90 minutos para hidratarlo estará bien, no olvides tener para él un recipiente de donde le sea cómodo beber.

Deja que se estire

Aun cuando tu perro permanece largas horas acostado en casa, es recomendable que hagas dos o tres paradas para que estires sus patitas y camine un poco, ten presente parar en un lugar seguro tanto para él como para ti y tu auto. Si el trayecto es de solo una hora, seguro podrá esperar llegar al destino final para caminar y divertirse.

Permítele ir al baño

Sin importar que haya eliminado desechos antes de salir en el viaje, es recomendable que a los 90 minutos en algunas de las paradas para hidratarlo o estirar las patas, le des oportunidad que vaya al baño, no olvides recoger sus desechos.

Nunca lo dejes sin comer

Puedes llevar algún snack para el camino y por supuesto si sabes que la hora de la comida te toca en la carretera deberás parar para que se alimente. Es muy importante que lleves su comedero o un tazón cómodo donde pueda recibir la porción acostumbrada de alimento, evita esto si tu perro sufre de vómitos al viajar, de ser así tendrás que alimentarlo en casa unas 4 horas antes de salir y espera llegar al destino final si esto no excede de las 6 horas.  

Si alimentas a tu mascota de forma natural, lleva una lonchera térmica para evitar que el calor generado en la carretera descomponga la comida. 

Consulta con el veterinario un plan para el manejo de estrés

Si tras las 2 primeras semanas de anticipación y adaptación tu perro se muestra ansioso por ir en el auto, deberás consultar con el veterinario sobre el plan farmacológico médico en el que puedes apoyarte para que pueda viajar tranquilo, tal vez esto lo duerma por completo o lo mantenga un poco aletargado, pero es lo más conveniente para controlar la ansiedad y evitar accidentes.

Antes de abrir la puerta sujeta a tu perro

Cualquiera sea el motivo de las paradas, antes de abrir la puerta del auto y bajar al perro asegúrate de colocarle el sujetador, con ello estarás seguro de que no escapará, aun cuando se trate de un perro bien entrenado y muy obediente, los viajes en carretera pueden no ser sus preferidos y tornarse inquieto.

Nunca le dejes sacar la cabeza por las ventanillas

Es muy común ver a los perros viajando en auto y parecen disfrutar de como el viento les hace ondear las orejas y mover su pelaje; sin embargo, no debes hacerlo, aunque puedes bajar unos 4 centímetros el vidrio de la ventanilla, tu perro no debe viajar con la cabeza afuera del auto, además de representar un peligro para sí mismo puede convertirse en un peligro para los demás transeúntes. No dudes en viajar con tu perro, solo asegúrate de que esté cómodo y seguro.