Salud y Belleza Natural

Té de cebolla para la inmunidad: un remedio casero eficaz para la tos y el resfriado

Té de cebolla inmunidad-

Las cebollas son ricas en nutrientes que aumentan la inmunidad. Puede preparar té de cebolla para la inmunidad y para combatir la tos y el resfriado. Aquí tienes recetas fáciles para hacer té de cebolla en casa.

Confíe siempre en sus padres y abuelos por los infinitos remedios caseros que sugieren para controlar dolencias comunes. Tendemos a ignorarlos citando la falta de lógica científica. Pero algunos métodos curativos ancestrales pueden sorprenderle con sus efectos de alivio instantáneo.

Uno de estos remedios caseros que podemos elegir del menú de nuestra abuela es el té de cebolla. Esta bebida respaldada por la ciencia ha demostrado ser bastante eficaz para aumentar nuestra inmunidad y aliviar la tos, el dolor de garganta y la secreción nasal.

Los expertos sugieren que las cebollas son una fuente invaluable de nutrientes que estimulan la inmunidad como la vitamina C, antioxidantes, magnesio, hierro y zinc. Las cebollas no solo agregan sabor a nuestras comidas, sino que también infunden estas propiedades beneficiosas para la salud. Una taza de té caliente hecha con cebolla solo te permitirá obtener estos beneficios al máximo.

Ahora, hay dos opciones para hacer té de cebolla: una con cebolla y otra con cáscaras de cebolla. Sí, has leído bien; las cáscaras de cebolla son tan beneficiosas como la propia cebolla.

Receta de té de cebolla para la inmunidad:

Pon a hervir 1 vaso de agua. Agregue una cebolla picada, 2-3 granos de pimienta negra, 1 vaina de cardamomo y media cucharadita de semillas de hinojo. Tape la sartén y déjela hervir a fuego lento durante unos 15-20 minutos. Cuela el té y tómalo con o sin edulcorante.

Receta de té de cáscara de cebolla para la inmunidad:

Hierva el agua y vierta inmediatamente en una taza que contenga una bolsita de té / hojas de té verde y las cáscaras de una cebolla pequeña o media cebolla. Deja que todo se filtre durante unos 10 minutos. Colar el té y agregarle un poco de miel o jugo de limón.

Recuerde que las cebollas tienen un aroma y un sabor picante muy fuerte. Por lo tanto, agregue los otros ingredientes mencionados en las recetas o experimente con sus propias selecciones para disfrutar de un té calmante y estimulante de la inmunidad durante este clima cambiante.

Deja una respuesta