estilo nórdico

¿Qué es el estilo nórdico?

El estilo decorativo nórdico es bastante sencillo de diferenciar de otros, busca dar luminosidad y calidez a los espacios a través de distintos elementos y colores, por lo que es fácil que en él destacan los objetos en madera y la luz natural.

La popularidad de los espacios decorados con estilo nórdico se debe a que son ordenados, armoniosos y con gran sobriedad, dejando que los colores neutros para proporcionar incrementen la sensación acogedora y de tranquilidad. Te tenemos todo lo que requieres conocer de esta manera del diseño interior.

Estilo Nórdico, qué es

Antes de poder profundizar en cómo se ven las casas y estancias decoradas al estilo nórdico es preciso aclarar de qué se trata, es originario del norte del continente europeo, y adopta los estilos de ornato interior de Suecia, Noruega, Finlandia, Islandia y Dinamarca que se caracterizan por dejar que los elementos naturales como la madera y la luz destaquen en cada espacio amparándose en su calidez.

El estilo nórdico es muy popular, los elementos incorporados son funcionales y prácticos, con gran versatilidad, la paleta de colores es clara, las maderas incorporadas son de aspecto tanto brillante como mate.

6 características que distinguen el estilo nórdico

Si estás pensando en decorar tu casa o alguna de sus estancias con estilo nórdico, es necesario que sepas qué lo caracteriza para así poder elegir elementos que pertenezcan o se compatibles:

  1. Tonos neutros, si algo es característico y distintivo del estilo nórdico es la paleta de colores que se usan, predominando el blanco y los matices en crema y ocre, al igual que beige,  gris y marrón en sus tonos más claros e intermedios. Estos colores aportan luz y calidez a los espacios que se revisten con ellos, al mismo tiempo que brindan profundidad y amplitud.
  2. Textiles en abundancia, los espacios con estilos nórdicos tienen abundantes elementos con textiles naturales, donde abundan las pieles, el lino y la lana; los elementos textiles suelen ser tapetes, alfombras, cojines y mantas, generalmente en tonos intermedios con gran combinabilidad con la madera y el resto de los accesorios presentes.
  3. Muebles de madera, el mobiliario como sofás, escaparates y cómodas, están construidos en madera, predominando en ellos los colores claros, estas se utilizan en su aspecto natural o se hacen más cómodas al agregarle algodón y mimbre.
  4. Plantas y Flores, estas no pueden faltar en la decoración nórdica, son el toque de color natural y se admiten diferentes tipos de plantas, especialmente cactus, eucaliptos, brezus, lirios, gerberas, lavanda, claveles y crisantemos, así mismo los musgos, dispuestos en floreros o macetas acorde a su tamaño.
  5. Accesorios decorativos, estos son poco llamativos, bastante sobrios, por lo que es común ver jarrones de barro y cerámicos, al igual que objetos metálicos como candelabros, portarretratos y bandejas.
  6. Metales, los metales son hierro y aluminio en colores blancos, negro y plateado, suelen incorporase e pequeños toques, aunque en los últimos años han ganado más presencia en espejos, colgadores, mesas pequeñas, repisas y lámparas.

Un espacio decorado al estilo nórdico debe cumplir con todas estas características o al menos la mayoría de ellas, sin agregar otros elementos diferentes que rompan con este tipo de decoración.

¿Cómo lograr un estilo nórdico en tu hogar? Consejos para ti

Lograr el estilo nórdico es bastante fácil, basta que cada pieza colocada en las estancias cumpla con las características de color y materiales propias del estilo,  te damos una idea de cómo hacerlo y qué evitar:

  • Pinta las paredes, el blanco es el color nórdico por excelencia, así que puedes elegir este para las paredes, el estilo nórdico mantiene la uniformidad, el color que elijas deberá estar presente en todas las habitaciones. Sin embargo, procura combinar tonalidades distintas para que no tengas un espacio aburrido.
  • Mezcla y acierta, aunque el material nórdico por excelencia es la madera, es posible que agregues el metal en un porcentaje regular, incorporando muebles, y accesorios en metal, estos dan luz y no interfieren con el estilo nórdico, sino que lo enriquecen.
  • No tengas miedo a los textiles, agrega la cantidad de alfombras, tapetes, cojines y mantas que quieras, evita que sean de material sintético para que no rompas con lo natural del estilo nórdico.
  • El verde es vida, esto en los países nórdicos es respetado, así que no dudes en incorporar varias plantas y flores, las puedes ubicar en el salón, los dormitorios, la cocina, el baño y hasta en los pasillos.
  • Elige formas definidas, en el estilo nórdico los muebles y los accesorios tienen formas bien definidas, predominando en ellos cuadrados, círculos y rectángulos.
  • Varía las alturas, los muebles, mesas, alacenas, cómodas, repisas y demás elementos del mobiliario pueden tener distintas alturas, para dar mayor amplitud, luminosidad y calidez.
  • Restaura lo que puedas, el cambio en la decoración no significa que debas deshacerte de todo lo que tenías anteriormente, es posible que algunos muebles, lámparas, repisas, alfombras, tapetes y mantas te sirvan para el estilo nórdico, revisa muy bien estos, elige restaurar, teñir, tapizar y pintar lo que puedas.
  • Incluye elementos artesanales, no todos los elementos que dispongas en tu nuevo hogar de estilo nórdico deben ser producidos en serie, los elementos artesanales dan un toque especial, íntimo y bastante natural a la decoración, convirtiéndose en accesorios ideales para resaltarlo o completarlo.
  • Respeta la paleta de colores, evita agregar colores llamativos como rojo, amarillo, naranja, violeta, azul o dorado, al igual que los tonos pasteles, es muy importante  mantener en el estilo nórdico los colores que estos utilizaban originalmente, si rompes con esto no estás haciendo más que crear fusiones y dejar a lo lejos pinceladas de decoración nórdica.

El estilo nórdico ha trascendido el tiempo y las fronteras geográficas, en cualquier lugar del mundo es posible tener un salón, dormitorio, cocina o un hogar completo con diseño de estilo nórdico bien representado, lo más importante es que este se adapta a distintos presupuestos.