autoaprendizaje niños

¿Qué es el autoaprendizaje en los niños?

Consolidar los aprendizajes puede darse de muchas formas, y aunque los métodos donde la asistencia y apoyo de otras personas preparadas en los distintos temas da muy buenos resultados, el autoaprendizajes es una meta que muchos padres desean que sus hijos logren.

El autoaprendizaje en los niños suele darse de forma natural, sin embargo no todos llegan a aprovecharlo, y muchos no se percatan de sus numerosas ventajas, si te preguntas más sobre este tema, tenemos para ti toda la información, no es tarde para practicarlo.

Autoaprendizaje ¿Qué es?

El autoaprendizaje es un concepto con fundamentación didáctica, filosófica y neurobiológico, que sustenta que las personas tienen la capacidad de aprender de manera autónoma, a través de la reflexión con sí mismos, la experimentación y la ejecución de lo que aprenden. 

A través del autoaprendizaje cada persona es capaz de aprender, descubrir y reflexionar, por sí mismos, adquiriendo habilidades que ayudan a desarrollar sus capacidades y aptitudes.

En la mayoría de los casos el autoaprendizaje se da de manera espontánea, lo que flexibiliza los tiempos de logros de acuerdo a la realidad de cada individuo, dirigiendo, regulando y evaluando las situaciones generadoras de aprendizaje para lograr sus metas y objetivos.

Una forma de aprender cargada de ventajas para los niños

El autoaprendizaje coloca al alcance de los más pequeños muchas ventajas, las más prominentes son:

  • No requiere de un tutor, maestro o facilitador, cuando los niños aprenden de esta forma, van solos en el proceso de adquisición de conocimientos de distintos tipos, lo que les otorga mayor libertad y amplias posibilidades de volverse expertos en temas elegidos con total libertad.
  • Aumenta la curiosidad, despertando las ganas de seguir aprendiendo y conociendo, lo que contribuye a la formación integral de los niños, la fuente de conocimiento resulta inagotable, siempre hay más para aprender, dejando por fuera el conformismo y manteniendo a raya el aburrimiento.
  • Eleva las competencias investigativas, los niños que basan su conocimiento en el autoaprendizaje son excelentes investigadores, capaces de formular planteamientos distintos y buscar resolverlos.
  • Fomenta la disciplina, permitiendo organizar de manera particular y efectiva el tiempo que se quiere dedicar al aprendizaje, del mismo modo ayuda a crear estructuras y orden aplicables a lo cotidiano.
  • Mejora los procesos cognitivos, los procesos de memoria, atención y concentración son más ágiles; al no estar guiados por un grupo de estudios se respetan los ritmos de aprendizaje propios, pudiendo dedicar mayor tiempo para superar las dificultades.
  • Resulta funcional, al aprender de forma libre es posible que los juegos sean las herramientas más comunes, igualmente las canciones, rimas, adivinanzas y acertijos, el aprendizaje se fundamenta en la construcción de conocimientos y se apoya en distintas estrategias y herramientas.
  • Amplía las opciones académicas y laborales,  al ser capaz de autoaprender es posible que las opciones de estudios sean variadas, así mismo desempeñarse en distintas ramas laborales es una opción disponible lo que amplifica las oportunidades de éxito.

¿Cómo implementar el autoaprendizaje en los niños?

El autoaprendizaje puede implementarse en los niños de distintas edades, hay herramientas que permiten cumplir con este objetivo, ayudando a afinar las habilidades necesarias para ello:

  • Pon en práctica la disciplina, esta es la base del autoaprendizaje, permitiéndoles mantenerse enfocados en los temas que desean aprender y facilitando las reflexiones sobre estos, autoaprender debe ser una meta real para ellos.
  • Organiza el tiempo, el autoaprendizaje requiere que los niños tengan tiempo disponible para aprender de forma autodidacta, lejos de no dejar tiempo para divertirse o relajarse, es usar el tiempo de forma efectiva. Permite que los niños dispongan un horario donde estén a gusto para estudiar, es muy importante que lo cumplan si excusas 
  • Deja que usen la tecnología a su favor, la inundación tecnológica pone al alcance de los niños muchas fuentes de información confiable de donde leer, extraer datos, conocer y explorar, propicia que se valgan de ellas para autoaprender, asegúrate de que la usen a su favor.
  • Planeen objetivos, querer aprender está bien, pero es necesario ser claros en lo qué se busca aprender a fin de organizar el tiempo para ello, si los niños tienen metas claras, sabrán hacia dónde van. Las metas a corto plazo son una forma adecuada de iniciar, alcanzarlas es un catalizador para mantener el interés de autoaprender.
  • Crea un entorno agradable, aunque cualquier espacio es propio para aprender, cuando se trata del autoaprendizaje es preciso que los niños cuenten con un entorno agradable, cómodo, donde pueda leer, investigar y reflexionar sin ser interrumpido por otras personas o factores externos como ruidos y mascotas, mantén a raya todos los distractores.
  • Motivación al 100%, para aprender en cualquier forma hay que estar motivados, despierta el interés de los pequeños por el conocimiento, hazle saber de los grandes beneficios, ventas y logros que permite el autoaprendizaje de diferentes temas. Conocer lo nuevo aumenta la posibilidad de que sean más hábiles y diestros en lo académico al igual que en lo social.
  • Programa pausas, el tiempo de descanso y la recreación son sumamente importantes, bajo ninguna circunstancia satures a los niños, las pausas permiten que el cerebro descanse y se reorganice para retomar el proceso autodidacta de forma más efectiva, además  mantiene lejos el aburrimiento y desinterés.
  • Reta su mente, motiva a los niños a que pongan en práctica los conocimientos que han adquirido, de esta forma el autoaprendizaje será significativo y constructivo para ellos, crea situaciones donde deba aplicar de una manera realista y/o cotidiana su conocimiento.
  • No permitas que el autoaprendizaje se torne una excusa, aunque el autoaprendizaje es una excelente manera de aprender, esto no debe ser tomado como excusa para abandonar la escuela o los estudios formales, apóyate en herramientas como el Método Montessori, las exploraciones al aire  libre, juegos y actividades creativas tanto plásticas como musicales.

Todos tenemos la capacidad de ser autoaprendices, basta con apropiarse de esta manera de adquirir conocimientos y desarrollar las habilidades y competencias necesarias para ello, lo primero es tener muchas ganas de aprender y plantearlas metas que quieras alcanzar.