hígado graso

5 Remedios caseros para el hígado graso

Al hablar de hígado graso se hace referencia de que el órgano se afecta al no poder descomponer y distribuir la grasa, quedando esta acumulada en él, lo que pone en riesgo al propio órgano y la salud en general.

Afortunadamente, hay formas naturales de ayudarlo a sanar; a través de distintos productos naturales consumidos regularmente podemos lograr que el hígado esté saludable, y pueda cumplir eficientemente con sus muchas funciones. Dejamos los más recomendados y cómo usarlos.

Zumo de Toronja, el cítrico rey contra la grasa del hígado

La Toronja es una fruta cítrica muy efectiva para ayudar a sanar el hígado graso, sus componentes poseen propiedades muy efectivas que llevan a la rápida oxidación de las grasas acumuladas en el órgano, ayudando a que este las excrete de manera más rápida y segura, igualmente es un potente alcalinizante, actuando directamente sobre las toxinas acumuladas en el hígado.

Es un excelente alimento y puede consumirse con bastante frecuencia, con 4 o 5 veces por semana bastará para combatir efectivamente el hígado graso:

  • Prepare jugo de toronja fresco, para ello extraiga el zumo de 3 o 4 toronjas y beba este en ayunas.
  • El té de toronja es otra forma de consumirla, extraiga el zumo de una o dos toronjas, agrega la misma cantidad de agua que de zumo obtenido de ellas, ralle una cucharadita de la cáscara de la toronja, lleve todo a fuego alto hasta que hierva, mantenga la preparación tapada y deje reposar unos minutos, cuele y coloque una cucharada de miel, puede consumirla de una a dos veces al día.

Alcachofa, hojas milagrosas

Es un fruto vegetal milagroso para el hígado por la rapidez con la que actúa sobre él, capaz de disminuir la de grasa acumulada, al igual que las toxinas generadas por esta, un excelente diurético, rico en antioxidantes, lo que le hace efectivo para evitar que los radicales libres se alojen en el órgano, además de estimular que crezcan y se desarrollen nuevas células que lo transforman y permiten volver a la normalidad de sus funciones.

Las alcachofas, además de ser consumidas en distintas recetas de comida, son más efectiva si se ingieren en infusiones:

  • En una taza de agua hirviendo agregue entre 8 y 10 hojas limpias de alcachofas, deje que hierva durante 2 dos minutos y apague el fuego, cuando esté tibia la bebida puede tomarla al natural o endulzada con un poco de miel, lo recomendado es consumirla 20 minutos antes de cada comida.

Cardo mariano, un astringente por excelencia

El cardo mariano es una planta rica en astringentes, capaces de estimular el funcionamiento del hígado para que elimine de forma eficaz la grasa y produzca las proteínas necesarias para el organismo, combatiendo además los malestares que la enfermedad puede causar y protegiendo el hígado para evitar recaídas.

Para el tratamiento del hígado graso se utilizan las hojas secas, sirven para realizar infusiones calientes:

  • Agrega a una taza de agua hirviendo dos cucharadas pequeñas de hojas secas de cardo mariano, deje que hierva durante dos minutos, cuele y consuma la bebida tibia sin endulzar, procure consumir 30 minutos antes de cada comida.
  • En una taza de agua hirviendo agregue una cucharada grande semillas de cardo mariano; deje que estas hiervan por un minuto, apague y retire del fuego, manteniéndolas tapadas y en reposo por 5 minutos, tome esta entre 10 y 15 minutos antes de cada comida.

Jengibre, una raíz eficaz 

El jengibre es una planta eficaz, y su raíz se destaca como un poderoso curador del hígado graso, su alto contenido de antioxidantes y minerales limpian la grasa del hígado y ayudan a que sea excretada, a la par de desinflamarlo y protegerlo para que no recaiga nuevamente en la enfermedad.

Beneficiarse de esta raíz natural es bastante sencillo:

  • Agregue a cada comida una cucharadita de jengibre sin cáscara.
  • En una taza de agua coloque 2 cucharaditas de ralladura de jengibre sin cáscara y deje que hierva, cuele y endulce con miel, puede colocar dos cucharadas de zumo de toronja, limón o naranja  para mejorar el sabor, consuma la infusión 3 o 4 veces al día, 20 minutos antes de las comidas y como merienda de la tarde.

Té verde

El té verde tiene propiedades antioxidantes muy altas, ayuda a regular la grasa en el hígado, y estimula a su buen funcionamiento, propiciando que se mantengan los niveles adecuados de colesterol y triglicéridos, es además un excelente regenerador de las células hepáticas y protector del sistema hepático en general.

El té verde puede consumirse con regularidad, pudiendo beber hasta 5 tazas al día, una 20 minutos antes de cada comida principal y como merienda a media mañana y media tarde. Para aprovechar al máximo sus propiedades, prepare de la siguiente forma:

  • Coloque 2 bolsas de té verde o 2 cucharadas grande de sus hojas secas en una taza de agua hervida caliente, tape y deje que repose 5 minutos, puede agregar toronja, limón o miel para combinar su sabor.

4 trucos para potenciar el efecto de los remedios caseros para el hígado graso

  1. El zumo y cáscara, tanto de limón como naranja, al igual que las semillas de linaza, hojas de menta, albahaca, romero, el melón, diente de león, níspero , boldo y canela, son ideales para mezclarse con los 5 remedios que ya le hemos dejado

Consumirlos regularmente, de 4 a 5 veces por semana, mezclándolos con comidas, jugos, infusiones es una excelente forma de potenciar el buen trabajo del hígado para eliminar las grasas.

  1. El calor siempre ayuda, prefiera consumir las hojas en infusiones y tés calientes.
  2. Cuando se trata de zumos no le agregue agua, esto diluirá la concentración de sus nutrientes y antioxidantes.
  3. Consuma, pero no abuse, no exceda las dosis recomendadas, y siempre observe cómo reacciona su organismo ante cada alimento que consumes, no debe olvidar que cada uno tiene niveles de tolerancia diferente.
pasear perros en coche

Tips para viajar con tu perro en coche

Los viajes en auto con nuestras mascotas son una enorme responsabilidad, aunque puede resultar muy entretenido hacer recorridos con nuestros perros, lo cierto es que hay que tomar distintas previsiones para evitar riesgos y trasladarlos de manera segura.

Los perros tienen gran agudeza auditiva y olfativa, sin dejar fuera su excelente sentido de la vista, en el trayecto son varias las cosas que pueden hacer que se inquiete, además no hay que olvidar que siempre se debe cumplir con las normas de tránsito, salvaguardando siempre su integridad y la de los demás ocupantes del automóvil, así como los demás transeúntes. Te dejamos 8 Tips para que te embarques en el viaje en auto con tu canino.

Apóyate en la anticipación y la adaptación

Si tu perro viaja con poca frecuencia en el auto, deberás apoyarte en la anticipación y la adaptación, al menos tres semanas antes de salir de viaje con tu mascota, dale un paseo corto en auto, durante la primera semana pide a alguien que te acompañe para que lo vigile bien y no desatiendas el volante, llévalo con su collar o arnés, pero no lo ates para que no se inquiete, si viajará en el transportín, lo mejor es que los paseos de adaptación sean dentro de estos y vayan aumentando en tiempo progresivamente.

En las semanas 2 y 3 antes de viajar ya todo debe estar más ordenado, los perros se acostumbran con gran facilidad y a la mayoría les relaja pasear en coche.

Dale un lugar en el auto

Dale a tu can un lugar específico en el viaje, esto será un límite que le ayudará a estar más calmado, si eliges que viaje en el trasportín no hay problema, podrás colocarlo en los asientos traseros para que la ansiedad no se haga presente.

Si decides llevarlo fuera del trasportín, puede ir en alguna de las ventanillas o en el centro, solo debes garantizar espacio suficiente para que se pueda recostar y sentar de forma cómoda, sin que se sienta aprisionado, así no terminará sobre los demás ocupantes del auto.

 Las opciones para que tu perro viaje cómodo y seguro son arnés de seguridad, cinturón de seguridad para perros, transportín y barras delimitadoras de asiento, la que elijas debes haberla usado en las tres semanas previas de anticipación y adaptación. ¡Jamás lo lleves en el maletero!

Antes de salir déjale ir al baño

Los viajes en carretera pueden ponerlos nerviosos, y tal como sucede con los humanos la vejiga puede llegar a ser pequeña, antes de salir de viaje llévalo al baño, así no tendrás que preocuparte por al menos 2 horas de que sienta deseos de orinar o hacer caca. 

Bríndale comodidad

Llévale una manta para que esté cómodo, si tienes espacio suficiente podrás llevar al viaje su cama canina, recuerda que sus ganas de jugar y mordisquear siempre estarán presentes, no te olvides de sus juguetes favoritos, con dos o tres de ellos estará bien.

Mantenlo hidratado

Si el recorrido en carretera es largo deberás hacer varias paradas en la vía para que puedas darle de beber a tu perro, aun si llevas el coche a una temperatura fresca, los perros regularmente beben agua cada 60 o 120 minutos, una parada cada 90 minutos para hidratarlo estará bien, no olvides tener para él un recipiente de donde le sea cómodo beber.

Deja que se estire

Aun cuando tu perro permanece largas horas acostado en casa, es recomendable que hagas dos o tres paradas para que estires sus patitas y camine un poco, ten presente parar en un lugar seguro tanto para él como para ti y tu auto. Si el trayecto es de solo una hora, seguro podrá esperar llegar al destino final para caminar y divertirse.

Permítele ir al baño

Sin importar que haya eliminado desechos antes de salir en el viaje, es recomendable que a los 90 minutos en algunas de las paradas para hidratarlo o estirar las patas, le des oportunidad que vaya al baño, no olvides recoger sus desechos.

Nunca lo dejes sin comer

Puedes llevar algún snack para el camino y por supuesto si sabes que la hora de la comida te toca en la carretera deberás parar para que se alimente. Es muy importante que lleves su comedero o un tazón cómodo donde pueda recibir la porción acostumbrada de alimento, evita esto si tu perro sufre de vómitos al viajar, de ser así tendrás que alimentarlo en casa unas 4 horas antes de salir y espera llegar al destino final si esto no excede de las 6 horas.  

Si alimentas a tu mascota de forma natural, lleva una lonchera térmica para evitar que el calor generado en la carretera descomponga la comida. 

Consulta con el veterinario un plan para el manejo de estrés

Si tras las 2 primeras semanas de anticipación y adaptación tu perro se muestra ansioso por ir en el auto, deberás consultar con el veterinario sobre el plan farmacológico médico en el que puedes apoyarte para que pueda viajar tranquilo, tal vez esto lo duerma por completo o lo mantenga un poco aletargado, pero es lo más conveniente para controlar la ansiedad y evitar accidentes.

Antes de abrir la puerta sujeta a tu perro

Cualquiera sea el motivo de las paradas, antes de abrir la puerta del auto y bajar al perro asegúrate de colocarle el sujetador, con ello estarás seguro de que no escapará, aun cuando se trate de un perro bien entrenado y muy obediente, los viajes en carretera pueden no ser sus preferidos y tornarse inquieto.

Nunca le dejes sacar la cabeza por las ventanillas

Es muy común ver a los perros viajando en auto y parecen disfrutar de como el viento les hace ondear las orejas y mover su pelaje; sin embargo, no debes hacerlo, aunque puedes bajar unos 4 centímetros el vidrio de la ventanilla, tu perro no debe viajar con la cabeza afuera del auto, además de representar un peligro para sí mismo puede convertirse en un peligro para los demás transeúntes. No dudes en viajar con tu perro, solo asegúrate de que esté cómodo y seguro.

razas de perro

Mejores razas de perros para niños

Siendo desde hace muchos años considerado el mejor amigo del hombre, no es extraño que los perros sean las mascotas adecuadas para tener en casa; además niños y perros es una de las más tiernas combinaciones que podemos ver.

La inquietud de los padres en saber cuál es la mejor raza de perros para niños, va más allá de qué perro se vería mejor en casa o cuál es más bonito, priorizando la seguridad de los pequeños, al elegir la raza más amigable ya que deberán compartir frecuente y cercanamente. Te dejamos una lista basada en las recomendaciones de expertos en comportamiento canino para que conozcas las mejores razas de perros que puedes tener como mascotas si tienes niños.

El Golden Retriever

No hay mejor forma que comenzar esta lista que con el Golden Retriever, una raza de perros ideal para los niños así como para el resto de la familia, de tamaño grande, los Golden Retrievers son conocidos por ser amigables, muy leales y obedientes.

El Golden Retriever será perfecto para los niños de todas las edades, estos perros disfrutan compartir la atención, caricias, mimos y cariño con los humanos, son juguetones y la paciencia es una virtud notable en ellos, lo que los ha vuelto populares como perros guía o de asistencia.

Los Golden Retrievers son muy inteligentes, excelentes siguiendo órdenes, enérgicos para el juego y cariñosos al mismo tiempo, ideales para convivir con niños y cuidar de ellos.

Labrador Retriever

Los Labrador Retreivers son parientes cercanos de los Golden Retrievers y comparten muchas cualidades físicas con la notable diferencia del pelaje corto, son una raza ideal para ser compañeros de vida y juego de los niños, perros muy cariñosos, obedientes y pacientes.

Un sí definitivo son esta raza para hacer vida común con los pequeñines, su temperamento dócil así como su notable inteligencia los hace perros razas altamente recomendables para mascotas en los hogares donde hay niños, incluso bebés ya que les encantan los juegos, disfrutan la compañía y comparten de buena forma el tiempo, la atención como los espacios sin problemas.

Pastor alemán

Los Pastores alemanes son una raza grande, encantadora para los niños, se caracterizan por ser cariñosos, con un alto sentido de protección, lealtad y mucha paciencia, así que son compañeros ideales, hacia donde se muevan, los chiquillos ahí irán, capaces de crear vínculos especiales con sus dueños.

Son perros de buen carácter, fáciles de entrenar y servidores por naturaleza, en todas las edades se mantienen muy enérgicos, convirtiéndose en compañeros de interminables diversión en carreras y saltos.

Dálmatas

Aunque muchos suelen identificar a estos perros con los bomberos, los cierto es que los manchinegras son perfectos para convivir con los niños. Los Dálmatas son perros entre medianos y grandes de tamaño, amigables, dóciles, juguetones, obedientes y sociables, una raza audaz y muy lista que disfruta de la compañía y energía desbordante de los niños.

Les encanta seguir órdenes y resulta sencillo entrenarlos, con un carácter donde la inteligencia y la tolerancia son resaltantes, no hay duda que esta raza cero nervios y agresividad, suele ser muy empática, está recomendada para los niños de todas las edades.

San Bernardo 

Estos gigantes peludos son muy especiales con los niños, sumamente inteligentes, dóciles, bien mandados, juguetones sin perder su tranquilidad y amabilidad. Son conocidos por ser pacientes mantenerse calmados incluso ante los niños más activos.

Son excelentes compañeros y pueden tomar la actitud de cuidadores permanentes de los niños con quienes se muestran protectores y atentos.

Bóxer

Afectuosos, nobles, obedientes y juguetones son las características que destacan en los Bóxer y nos hace n incluirlo en esta lista, aun con un aspecto donde la seriedad y hasta algo aspero se dejan ver, son perros muy alegres, vivaces y enérgicos.

Suelen ser delicados y sensibles con los niños, fieles compañeros en sus ratos de diversión y también en sus momentos de descanso, es una raza cuidadora y bastante inteligente, ideal para niños de distintos temperamentos y edades.

Bobtail

Estas bolas de pelo de tamaño mediano son una raza genial para los niños, su aspecto describe muy bien su carácter, son amistosos, cariñosos, sensibles, juguetones, tranquilos y leales.

La raza bobtail son bien portados y educados, la paciencia y su gran nivel de atención son parte de sus virtudes más destacadas, al ser comelones acumulan mucha energía que queman al jugar y correr con los pequeñines en sus largas jornadas de juego.

Schnauzer

Los Schnauzer en sus distintos tamaños son ideales para los niños de todas las edades, son una raza leal, muy lista, empática y protectora, se mantienen muy activos, convirtiéndose en los compañeros perfectos para los juegos y correteos en la casa, patios y jardines. Les gusta la vida familiar, participar de las actividades, recibir atención y caricias.

Cocker

Ya sea que se trate de un Cocker spaniel inglés o un Cocker spaniel americano, esta raza de perros es además adorable por su buen temperamento, gran obediencia e inteligencia, una de las más recomendadas como mascotas de los niños entre los perros de mediano tamaño.

Los cockers son muy activos, sociables, protectores, leales y cariñosos, absolutamente compatibles con la energía de los niños. Les encanta que pasen tiempo jugando con ellos y disfrutan mucho de los mimos. 

Yorkshire terrier

Para los amantes de las razas pequeñas el Yorkshire terrier es el perro ideal para sus niños, son excelentes compañeros, juguetones, muy inteligentes, cariñosos y dóciles.

Les encanta jugar con los chiquitines de la casa y no tienen problema en integrarse y compartir con ellos su atención, se pueden educar con gran facilidad y destacan por ser fieles y muy alertas.

Habiendo amplia variedad de razas caninas la posibilidad de hallar a un perro que sea la mascota ideal de tu niño es muy alta, lo más importante es que estés comprometido con su cuidado, además enseñes a tus pequeños a amarlo como un miembro de la familia a quien deben cuidar y respetar.

reptil de mascota

Todo lo que tienes que saber si quieres un reptil de mascota

Aunque al hablar de mascotas son perros, gatos y aves los primeros que se vienen a la mente, los reptiles han venido cobrando terreno y hoy en día es común ver terrarios y peceras en las casas para albergar gecko, iguanas, camaleones, serpientes y tortugas acuáticas.

Lo cierto es que si has decidido romper con los convencionalismos y tener un reptil como mascota, te dejamos lo que tenés que saber para cuidarla de forma correcta.

¿Por qué un reptil? 

Lejos de creer que los reptiles, ya sean camaleones, lagartos, iguanas, serpientes o tortugas, son mascotas poco fascinantes, lo cierto es que pueden ser excelentes compañeros, en especial si te gusta el silencio, la tranquilidad y la poca demanda de atención y mimos.

Tener reptiles como mascotas puede resultar interesante, estos animales tienen comportamientos muy particulares y siempre será una excelente oportunidad el poder tomar responsabilidades y aprender sobre las otras especies vivas. 

Ventajas de tener un reptil como mascota

Los distintos tipos de reptiles ofrecen una gran cantidad de ventajas ante otras especies elegibles como mascotas, estas son las más destacadas: 

  • Cuidado sencillo y sin complicaciones, los reptiles resultan muy sencillos de cuidar, basta conocer sus necesidades básicas de alimentación, temperatura ambiental adecuada, acondicionamiento del espacio, hidratación y aseo. Los reptiles son bastante independientes, así que tampoco demandan muchos mimos.
  • Son silenciosos, no tendrás que lidiar con ruidos como con otras mascotas, los reptiles por su propia naturaleza son prácticamente imperceptibles a nivel acústico, así que podrás disfrutar de un espacio tranquilo y sin agitaciones.
  • Su alimentación es económica, los reptiles se alimentan con cosas naturales, no es necesario invertir en grandes cantidades de comida industrializada, tanto en la propia naturaleza como en las tiendas especializadas para mascotas hay docenas de opciones saludables para ellos, así que te ahorrarás unas cuantas monedas en su nutrición, además muchos su ingesta diaria de comida es muy pequeña, algunos pueden pasar varios días sin comer.
  • Aseo sencillo, el mantenimiento y aseo de los reptiles es rápido, bastará con cambiar una vez cada 15 días la arena o el agua según sea el caso en terrarios o peceras respectivamente, los desechos se pueden eliminar una vez cada 8 o 12 días.
  • Control veterinario no frecuente, aunque como con toda mascota es necesario la visita al veterinario para constatar que estén saludables, esto puede ser una vez cada 6 u 8 meses en los reptiles, lo que no solo disminuye los gastos en facturas veterinarias, sino que hace que las visitas sean cómodas, sin complicaciones de que otros animales vayan a atacarlos o molestarlos.
  • No hay olores molestos, los reptiles emiten muy leve olor corporal, así que no habrá problemas de que tu casa y muebles, o tu ropa se impregnen de su olor. 
  • La inversión en su espacio permanente como terrario es una sola vez, piscinas, fuentes de calor, vegetación y todo lo que se requiera para acondicionar el espacio solo requerirás comprarlo una sola vez, a diferencia de las camas para perros o gatos, y las jaulas así como las pajareras para aves, estos hábitats pueden comprarse en un tamaño grande y que sea el único en el que tu  reptil crezca y se desarrolle hasta su adultez.

¿Qué saber antes de traer un reptil a casa? 5 claves para futuros dueños

Aun cuando son numerosas las ventajas de tener un reptil como mascota, hay algunas cosas sobre ellos que debes saber antes de llevarlo a casa:

  1. Crea un espacio especial para ellos, aunque los reptiles se mueven libremente en su ambiente natural, será necesario que crees y acondiciones un espacio especial para que vivan, con el tiempo tal vez podrás sacarlos de sus terrarios o peceras un rato, pero mientras crecen y se adaptan a ti lo ideal es que puedan estar en un espacio controlado, esto evitará peligros para ellos, así como para otras mascotas y las personas que viven en el hogar.
  2. Ten un aparato de aclimatación, los reptiles son animales de sangre fría, carecen de las habilidades y órganos para regular su temperatura en condiciones artificiales, estando en su ambiente natural se ayudan de la luz solar, el calor del suelo, un generador de calor es imprescindible para mantener su buena salud, especialmente en el invierno y el otoño cuando la temperatura ambiental disminuye. El ambiente interior debe estar entre los 24 y 32 grados.
  3. Conoce su alimentación antes de darle cualquier bocado, los reptiles pueden tener alimentación variada, algunos son netamente carnívoros, otros son herbívoros, omnívoros o insectívoros, así que dependiendo el que elijas llevar a casa es probable que debas incluso alimentarlos de otros animales, por ejemplo pollitos o ratones para las serpientes; o flores y frutos para las iguanas.
  4. Los reptiles suelen ser dóciles e inofensivos, incluso las serpientes cuando, asegúrate de respetar su espacio y no molestarlos para evitar salir lastimado, los accidentes como mordeduras, rasguños y otras lesiones con los reptiles, están en un 85% de los casos, causadas por mal manejo de estos al sujetarlos o molestarlos mientras comen o descansan.
  5. Asegúrate de saber con precisión el tamaño promedio que alcanza tu reptil siendo un adulto, si estás cómodo con ello no dudes en llevar tu mascota a casa, si por el contrario tienes dudas, toma un tiempo para estar seguro, no olvides que es una responsabilidad permanente, dar reptiles en adopción es bastante inusual y difícilmente se halla un nuevo hogar para ellos. Devolverlos a la naturaleza tampoco es una buena elección; pues muchos de sus instintos merman al estar en cautiverio y ser domesticados.

Saber si un reptil es o no una mascota para ti no es tan difícil, como con otras especies deberás velar por su bienestar, hacerle sentir cómodo y siempre mostrarte respetuoso ante sus rutinas y necesidades.

Los reptiles pueden tener larga vida, así que piensa en tu mascota como una compañía permanente por muchos años. 

trucos para alimentar perros

Trucos caseros para alimentar de manera más natural a tu perro

La buena salud canina depende en gran parte de la alimentación sana y balanceada que las mascotas reciban. La tendencia a una nutrición más natural con productos de origen animal y vegetal preparados en casa se ha impuesto, y muchos dueños de mascotas prefieren esta opción antes que los alimentos industriales.

Previo a comenzar a alimentar naturalmente a tus perros, lo mejor es saber muy bien qué alimentos son mejores para ellos y en qué manera prepararlos, te contamos todo para que te pongas manos y ollas a la obra.

Lo apropiado de lo natural

En la vida, así como en la alimentación canina, la concepción de que “lo natural es mejor” se ha impuesto y goza de gran aceptación, los dueños de perros han optado porque estos disfruten a diario de una dieta preparada en casa.

La comida preparada de forma natural para los perros resulta saludable, trayéndolo beneficios y ventajas tanto a nivel orgánico como en su apariencia, para lograrlo sigue estos trucos:

  • Cocina bien cada alimento, no le des nunca carnes ni leche cruda, tampoco conchas de verduras ni verduras crudas, salvo palitos de zanahorias. 
  • Evita agregar sal y azúcar, el paladar de los perros no es igual al de los humanos.
  • No exceda las porciones, cada comida no debería pasar de los 250 gramos si se trata de un perro de raza grande, entre 80 y 150 gramos para las razas medianas y pequeñas.

8 alimentos que no pueden faltar

Aunque hay una gran variedad de alimentos tanto de origen vegetal como animal que los perros pueden comer, hay 8 de ellos que no pueden faltar en su ingesta semanal para que realmente tengan una nutrición natural adecuada, te contamos cuáles son:

  1. Haz del pollo la estrella del menú

El pollo es la principal proteína que se debe incorporar a la dieta de nuestros perros, deshuesado y con la mayor parte de la piel retirada para evitar perforaciones u obstrucciones intestinales así como la hipercolesterolemia y obesidad canina, este alimento es una proteína de excelente calidad y debería ser consumida al menos 4 veces por semana por los perros para ayudarlos a estar bien nutridos.

Jamás se lo des crudo para evitar problemas de parásitos y bacterias en su sistema gástrico. Son muchas las recetas que puedes preparar con él como arroz con pollo, pollo con vegetales, caldos y croquetas. Dedos, hígado, cuellos, corazón y pulmones de pollo, al igual que el resto de la carne, están permitidos

La ternera es otra buena fuente de proteína al igual que el cerdo magro, estas deben consumirse un máximo de 2 veces por semana en cortes bajos en grasa.

  1. Agrega siempre verduras, lo vegetal es parte importante

Los alimentos de origen vegetal son sumamente importantes, estos ayudarán a evitar las anemias, obesidad y la diabetes, igualmente son una excelente fuente de vitaminas y minerales que ayudan a funcionar de mejor manera el organismo, evitando problemas tanto gástricos como renales y hepáticos.

Aunque no pueden ser su principal fuente de alimentación, es muy positivo incorporarlas en la ingesta diaria. Las verduras que se deben incluir son zanahorias, calabazas, acelgas, espinaca, judías, vainitas, brócoli y coliflor, siempre cocidos completamente y sin cáscaras u hojas.

Las verduras son buenas para los canes, solo hay que evitar darles de modo frecuente cebollas, chalotes, cebollinos y ajos. 

  1. Acompaña las recetas de cereales

El más recomendado para la dieta natural de los perros es el arroz, este puede ser blanco o integral, es una excelente fuente de energía y carbohidratos, al igual que el maíz y el trigo, estos últimos dos en harinas no muy refinadas, por su parte la avena en hojuelas es excelente para aumentar la fibra en la dieta.

Es posible dárselos a diario a los perros; sin embargo, siempre deben estar completamente cocidos.

  1. Dale a comer pasteurizados de buenas calidad

Nuestros perros necesitan una fuente saludable y segura de calcio y proteínas, no hay mejores alimentos para obtenerlos que los pasteurizados de leche como quesos y yogures, procura que sean bajos en sal y azúcares, resultan también muy buenos para mantener la flora intestinal y cuidar el sistema digestivo de los perros.

De 2 a 3 veces a la semana es una buena porción, puedes hacer yogur casero y controlar mejor la cantidad de azúcar; el queso de oveja, cabra y vaca son las mejores opciones, siempre busca los más bajos en sal.

  1. Nunca dejes una semana sin pescado

Además de ser una excelente fuente de proteínas, los pescados aportan Omega 3 y 6, debes cuidar que no tengan espinas y hayan sido descamados, los enlatados en agua o aceite como atún y sardinas también son buena opción, pero las recomendaciones van hacia el pescado fresco o congelado, especialmente salmón, merluza y atún. El consumo recomendado es de 2 a 3 veces a la semana.

  1. Complementa las proteínas con huevos

Para evitar problemas gástricos el huevo debe ser siempre cocido, pueden consumirse enteros entre 3 y 4 veces por semana. Podrás preparar omelette y tortillas, dárselos hervidos o hacerlos parte de croquetas y galletas de arroz y carne. 

Los huevos son excelentes fuentes adicionales de proteína, pero no pueden ser la proteína principal en la dieta natural canina.

  1. Agrega frutas a la nutrición

Manzanas rojas, verdes y amarillas, pera, sandía, bananas, naranjas, mandarinas,  melocotones, kiwi, papaya, todas les aportan excelentes cantidades de vitaminas y minerales, pudiendo ser consumidas entre una y dos veces al día, lo único es que no deben tener cáscara a excepción de las manzanas, peras y melocotones; tampoco deben tener semillas.

  1. No olvides un poco de grasa sana en la dieta

El maní es un alimento muy sano, lleno de vitaminas y ácidos grasos que son necesarios para la piel y el pelo, las cremas así como las galletas de maní les resultan irresistibles. Agrega una cucharada de aceite de oliva o girasol a las preparaciones, además de buen sabor le brindarás una fuente sana de grasa que no atente contra sus valores de colesterol.

Con una dieta natural, podemos controlar de mejor forma lo que nuestros perros comen, las porciones y el contenido nutricional.

perro agresivo

Tu perro es agresivo ¿Qué hacer para evitarlo?

Aunque cierta cuota de agresividad entra en el instinto natural de los perros, no es normal que las conductas agresivas sean las que predominen en ellos, y mucho menos los excusemos con frases como “es parte de su carácter”, “lo hace por instinto”, “todos los perros tienen gran agresividad”. 

La agresividad en los perros es desencadenada por distintas situaciones, si nos fijamos bien, es agresividad es mostrada en algunos momentos cuando los canes se sienten inseguros en ciertos momentos y circunstancias, pero un dueño responsable siempre está tratando lograr evitar la agresividad en su perro, te contamos qué puedes hacer.

Agresividad, normal hasta cierto punto

La agresividad de los perros es normal hasta cierto punto, produciendo una respuesta natural e instintiva cuando algo o alguien, ya sea un humano, otro perro o algún animal diferente a ellos se sobrepasa y les hacen sentir agredidos, sea que lo muerda, rasguñe o golpee.

Esta agresividad natural causa que los perros reaccionen de manera inmediata a la agresión o el elemento que detona la agresividad, pero es de corta duración y se extingue fácilmente, por ejemplo si le tiras de la cola o las orejas a un perro, es muy probable que te ladre, muestre los dientes, gruña o intente morderte para que lo sueltes, a hasta ahí es normal.

Si luego de haberle soltado, el perro sigue en modo de ataque y no se calma, estaríamos hablando de una agresividad prolongada como problema conductual canino, lo mismo pasa sin que alguien le agreda o provoque y el perro lo ataque o intente hacerlo mostrando signos como mencionados anteriormente.

Distintos tipos de agresividad ¿Qué puede causarla?

Es muy importante diferenciar cuándo la agresividad en los perros es provocada y cuándo esta se desencadena sin motivos aparentes, en el último caso es un verdadero problema que requiere atención inmediata.

La agresividad puede ser ofensiva para mostrarse dominante o defensiva cuando el perro se siente amenazado, sin embargo hay que descartar que la agresividad sea un comportamiento producido por enfermedades y patologías como un tumor cerebral, problemas neurológicos, convulsiones, cáncer  y rabia.

Recomendaciones para bajar la agresividad de tu perro

Es muy importante conocer a tu perro y entender que cosas como el pelaje erizado, mostrar los dientes, gruñir y ladrar es parte de su lenguaje natural para hacer saber tanto a los humanos como otros animales que algo no le agrada, son advertencias muy frecuentes antes de morder o atacarte yéndose encima, dicho esto pon en práctica estas recomendaciones para disminuir su ansiedad:

  • Identifica la fuente de su agresividad, al hacerlo procura aislarlo de ella y evita que vuelva a estar en contacto, es muy importante evitar que esta  siga detonando los episodios de agresividad.
  • Evita reforzar sus conductas agresivas, si provocas la agresividad continua en tu perro llegará el momento en el que no podrás controlarlo y será inevitable el caos, procura extinguir tu incitación a mostrarse agresivo, puedes eludir invitarlo a morder o gruñir, asustarlo, amenazarlo o molestarlo, con esto notarás muchas mejoras en su comportamiento.
  • Respeta su liderazgo pero no lo alientes a ser el macho o hembra alfa, a los perros les gusta mostrar su dominio del territorio y su poder ante otros de la misma especie, comportamiento que en muchas oportunidades se extiende a los humanos, procura que actúe naturalmente, si le permites que tome el control lo hará y te será muy difícil tomarlo, los límites siempre son buenos.
  • No lo golpees, incluso cuando se trate de los ligeros palmetazos o sacudidas con rollos de periódico evita el castigo físico, lejos de calmarlo es probable que logres volverlo más agresivo o le causes temor, se quiere que el animal entienda que debe ser respetuoso en su rol de mascota mostrándose dócil y obediente contigo.
  • Mantén sus necesidades cubiertas, los perros pueden ser muy agresivos y destructivos si no se les alimenta y da de comer a tiempo, pero esto no llega hasta ahí, las idas al baño así como el juego y los paseos también son necesidades que se deben atender a tiempo para evitar que se pongan ansiosos y terminen siendo agresivos.
  • Juega mucho con él, el juego además de mostrarle tu amor, le es necesario para drenar la energía que suelen tener los perros, procura que cuando vayas a finalizar el juego se disminuya la intensidad de las actividades, si estuvieron corriendo comiencen a caminar, de haber estado lanzando y atrapando empieza a disminuir la distancia para que vaya calmándose.
  • Premia lo positivo, ya sea con una golosina, un juguete, masajes, caricias o frases afectuosas, hazle saber a tu can que lo está haciendo bien, con ello irá comprendiendo que cosas te gustan y cuáles no.
  • No te excedas con los regaños, aun cuando tu perro se haya comportado muy mal evita los gritos e insultos, utiliza frases como sencillas como “Estuvo mal”, “No debes hacer eso”, “Deja”, “Basta”, utiliza un tono firme y seguro sin llegar a ser desafiante, luego de decirle, aléjate de él y evita el contacto para que sepa que no estuvo bien.
  • Limita los juguetes cuando haya mal comportamiento, cuando el perro se haya mostrado agresivo puedes guardar sus juguetes favoritos por unas horas, cuando lo hagas no lo regañes, solo déjale saber que no jugará hasta que se calme, al regresarlos usa frases como  “Toma, ya estás calmado”, “Es bueno que estés tranquilo”.
  • No lo molestes mientras come o duerme, a nadie le gusta que le interrumpan la comida y menos el descanso, los perros actúan de la misma forma, aun cuando parezca que pueden dormir mucho o comer demasiado, lo último que debes pensar es que “no le importará que lo interrumpas”, es fundamental para ser un dueño responsable que puedas respetar las rutinas de alimentación y descanso de tu perro.

Cada can puede actuar de forma distinta, asegúrate de revisar con tu veterinario que su organismo esté funcionando bien y la agresividad sea realmente un problema conductual.

comportamiento de perros

Atento a estos comportamientos de tu perro, ¿hay que preocuparse?

El comportamiento de los perros puede variar de acuerdo a su salud y las emociones que experimentan, es muy importante que los dueños estén atentos a los cambios que se produzcan para solventar cualquier problema de salud o conducta canina.

Sin ánimos de causar grandes preocupaciones hay que estar al pendiente de algunas alteraciones en el comportamiento de los perros, si lo notas triste, muy agitado, somnoliento, salivando más de lo habitual o agresivo, debes encender tus alarmas y mantenerte al pendiente, te contamos lo que puede estarles pasando.

Cambios en el comportamiento de los perros, qué atender en ellos

Los cambios de comportamiento en los perros son varios, al igual que sus causas, pero aunque muchos de ellos son normales por el desarrollo y envejecimiento, otros pueden ser señal de que nuestro can está experimentando problemas de salud o de conducta que pueden resultar en complicaciones mayores.

Antes de poner nuestro mundo de cabeza y presumir lo peor hay que atender si estos cambios son momentáneos o se han ido acentuando y se han vuelto frecuentes, pero sean de una u otra forma lo mejor es tomar nota de estos y consultar con su veterinario.

Tras cada cambio presentado en el comportamiento del perro, hay una circunstancia o situación especial que lo causa, esta puede ser ambiental, sanitaria, emocional o combinar estos factores, para resolverlo con éxito es necesario que se identifique la causa y atenderla con inmediatez.

9 cambios en el comportamiento de tu perro que deberían ponerte alerta

Aunque sean varios los cambios de comportamiento que un perro puede mostrar, más de media docena de ellos que deben encender tus alarmas y mantenerte alerta, te contamos cuáles son:

Comportamiento agresivo hacia otros

Ya sea que se trate de humanos u otros animales, los comportamientos agresivos comos ladridos desde lo más cercano, intentos de mordeduras o ataques concretos dejan ver que el perro está alterado, pueden ser causados porque no los conoce, están en periodo de adaptación a su presencia, han sido atacados o hay algo que no le gusta.

Es uno de los cambios de comportamientos más necesarios de atender con inmediatez, especialmente si las personas o animales hacia los que se muestran estas conductas, hacen vida común con el perro. 

Ladridos más frecuentes y con tono de queja y dolor

Así como el moviente de la cola y la posición de las orejas deja ver cómo se siente el perro, sus ladrido son su voz, cuando se tiene un perro los dueños aprenden a identificar en ellos un tono distintos para avisar que alguien llega, hay algún extraño cerca, algo le molesta o le duele.

Si los ladridos son más frecuentes de lo acostumbrado y además con tono grave que se asemeja a un aullido son sin duda algo de lo que preocuparse, puede indicar que el animal tenga alguna molestia o dolor.

Miedo

La señal más notoria será la cola entre sus patas traseras, la mirada esquiva y la intención de permanecer escondidos, indicando que alguien o algo le está causando gran miedo, temor y hasta pánico a tu can. 

Es posible que haya sido agredido o que se asocie con un evento traumático, se mostrará sumiso, aunque igualmente es probable que se muestre temeroso y/o agitado. 

Rompe objetos

La ruptura de muebles, colchones, almohadas, cojines, papel, puertas, y plantas es muy común en los cachorros, sin embargo si esto no es la conducta habitual de un perro joven o adulto, es importante atenderlo, puede estar relacionado con cambios y alteraciones hormonales, estados nerviosos o agresivo. 

Defeca u orina en lugares no acostumbrados

Los perros aprenden luego de unos meses a defecar y orinar en un lugar en particular, cuando comienzan a dejar sus desechos en lugares no regulares hay que estar muy atentos, puede indicar que se siente amenazado por otros perros, busca marcar su territorio ante otros, incluso humanos, y lo más grave podría ser que tenga problemas para controlar sus esfínteres.

Se arrastra en vez de caminar

Otro de los cambios en el comportamiento canino más alarmantes es este, puede indicar que el animal tiene dolencias articulares, musculares u óseas, es necesario que lo lleves al veterinario pronto para evitar complicaciones mayores, también es posible que tenga una erupción en la piel y no te hayas fijado. 

Bebe más agua de lo normal

Especialmente en el verano los perros beben más agua de lo normal, pero si ves que el tazón de tu perro se está vaciando más rápido de lo habitual puede ser que experimente problemas hormonales que están provocando que su temperatura se eleve.

No come

La falta de apetito por parte de los perros es muy preocupante, tal vez simplemente le has cambiado su alimento y no le agrada, pero sino hay cambios en la dieta, es bastante seguro que pueda estar pasando por molestias gástricas, infecciones en el la boca o tracto digestivo e incluso puede estar sufriendo de una obstrucción intestinal.

Se rasca y lame con mayor frecuencia

Rascarse distintas partes del cuerpo, así como las orejas y lamerse, especialmente las patas, es una de las maneras naturales que tienen los perros de acicalarse, deshaciéndose de las células muertas de la piel, pelo caído y alguna que otra pulga, sin embargo si lo hace de manera frecuente y con gran frenetismo, es posible que tenga una infección cutánea, parásitos, heridas o llagas, cual sea el caso es necesario que cuanto antes se atienda con un buen baño y una revisión exhaustiva. 

Muchos de los comportamientos inesperados de los perros son solucionables de forma rápida y doméstica, en otras oportunidades serán necesarias las consultas con los veterinarios y algunos especialistas en conducta animal; del modo que sea siempre prioriza la atención de los cambios, en especial cuando estos se intensifican. 

cómo hacer feliz a tu gato

Claves para hacer feliz a tu gato

La dicha de nuestras mascotas es parte de nuestra propia felicidad, si elegiste tener un gato en tu hogar está sobrentendido que buscarás que esté además de saludable muy feliz.

El carácter independiente de los gatos y su apego a las rutinas pueden ser engañosos, ellos además de estos, quieren atención, compañía, mimos y cariño. Hay varias cosas que puedes hacer para tener a tu felino feliz, te dejamos un montón de ideas de qué hacer con él y qué hacer por él para mantenerlo contento.

Entender a los gatos, el primer paso para hacerlos felices

Los gatos son animales independientes a los que les encantan las costumbres, rutinas y poder controlar el lugar donde se desenvuelven, esto se puede confundir equivocadamente en muchas oportunidades con que no les gusta recibir afecto o están encantados de permanecer la mayor parte del tiempo solos.

Antes de seguir cualquier consejo para hacer feliz a tu gato es muy importante que lo conozcas bien y lo entiendas para saber cómo actuar ante él, su felicidad va más allá de darles agua y comida, o llenarlos de juguetes, además de esto, es muy importante que cada acción que los involucre considere sus beneficios y bienestar.

Es muy importante aprender a interpretar los maullidos, ronroneos y posturas de los gatos, estas son sus formas de comunicarse y hacerte saber que algo les agrada o contrario a ello le molesta.

11 consejos sencillos de aplicar para que tu gato sea feliz 

La felicidad del gato dependerá de qué tanto le gustan algunas cosas y en qué frecuencia puedan disfrutar de ellas, estos consejos son sencillos de aplicar y resultan bien efectivos para hacer felices a los gatos:

Dale acceso libre a los espacios

Si algo puede desesperar a los gatos son las puertas cerradas, es como que sintieran que su libertad es coartada al no poder pasearse por todos los espacios, hay que tener presente que los gatos son exploradores natos, muy curiosos por instinto, así que les encantará tener acceso a todos los lugares que le rodean.

Las puertas abiertas les dan la tranquilidad de poder desplazarse libremente por todos los lugares, esto además de calmarlos, les mantiene felices, permitiendo satisfacer la curiosidad. La recomendación es que si tu hogar es seguro en el exterior y tu mascota permanece mucho tiempo sola, coloques una puerta para mascotas que le deje moverse en patios y jardines pudiendo regresar al interior de la vivienda cuando así lo desee, siempre priorizando su seguridad.

Mantén sus tazones limpios

Tanto el tazón del agua como el de la comida siempre deben estar limpios, esto además de ayudar a que los gatos estén saludables les agrada mucho, los gatos son animales muy limpios y evitarán comer sobras viejas o tomar de un agua sucia.

Bríndales una cama cómoda

Aunque es muy probable que tu gato busque acostarse en tus muebles y cama, darle una cama propia cómoda es una excelente forma de mantenerlos contentos, para esto el acolchado debe ser suave y esponjoso, no te olvides que a los gatos les encanta recostarse, así que una cama con bordes altos y acolchados será ideal para que descanse y juegue cómodamente.

Cómprale juguetes especiales para ellos 

Los juguetes para gatos están diseñados de forma intencional para que puedan ser mordidos, arrastrados, arañados y golpeados por los gatos, esto hace que sean seguros y duraderos, asegúrate de que tenga al menos un par de buenos juguetes para entretenerse.

Permíteles dormir

Aunque a los gatos suelen despertarse temprano les encanta dormir buena parte del día, en especial después de comer, jugar y limpiarse, déjales dormir todo lo que deseen, muchos disfrutan descansar al lado de sus humanos para hacerles compañía.

Regálale una caja de cartón

Aunque no es un objeto diseñado especialmente para gatos, a los mininos les encantan las cajas de cartón, les hace muy feliz jugar con ella, ocultarse dentro, golpearlas para que se muevan y hasta caminar con ella a cuestas, no te olvides de dejarlas en un lugar estable y abrir varios agujeros para que tu mascota no quede sin aire cuando esté largos ratos dentro de ella, mientras más grande sea la caja más feliz estará.

Dale un lugar alto para jugar

Además de poder ver todo desde arriba, a los gatos les encanta trepar y saltar, así que puedes hacerle un lugar en lo alto de un armario o repisa para que juegue o descanse, asegúrate de colocarle algún juguete con movimiento para que se entretenga ahí.

Dale acceso a las ventanas

Además de tomar los beneficiosos baños de sol, permitirle a los gatos estar en las ventanas les ayuda a acostumbrarse a los ruidos y olores ambientales, a la par de familiarizarse con lo que pasa a su alrededor como movimientos de árboles, tránsito de vehículos y personas,  hasta ver cómo algunas aves y mariposas vuelan, los gatos disfrutan de contemplar lo que los rodeas, las ventanas son excelente para que lo hagan.

Déjalos jugar contigo

La mayoría de los gatos disfruta de buenos ratos jugando cerca de sus dueños o sobre ellos, permítele a tu gato buenos ratos diarios de juegos cerca o sobre ti, les fascina estar sobre tus piernas.

Acaricia a tu gato

Esto además de demostrarle afecto, les permite a ellos retribuir su amor al dejarte que les acaricies, ya sea que estén en su cama, sobre ti o en suelo, a la mayoría de los felinos les encantan las caricias suaves, generalmente sus sitios favoritos son detrás de las orejas, la cabeza y el mentón, sabrás que le agrada porque se quedará muy quieto, o empujará tu mano con su cabeza, también ronronearan suavemente.

Caja de arena limpia

Si algo pone de mal humor a los gatos es la suciedad, así que además de feliz estará muy sano si mantienes su arenero limpio eliminando de manera regular los desechos, de esta forma no se ensuciará las patitas al tener que usarlo y remover la arena, lo ideal es que elimines los desechos una vez al día y semanalmente cambies la arena.

llevar al gato al veterinario

Consejos para llevar tu gato al veterinario

La idea de llevar tu gato al veterinario es comprobar que esté saludable, pero muchas veces estos viajes regulares resultan en una batalla campal dentro y fuera de casa, incluso ya estando en la consulta.

A los gatos les encanta controlar el ambiente en dónde están y lo que hacen en ellos, son animales territoriales y amantes de las rutinas, y cuando estas se rompen el caos puede sobrevenir. Te dejamos un excelente post lleno de consejos para llevar a tu gato al veterinario de manera segura y exitosa.

7 consejos fáciles de seguir para que el viaje al veterinario sea exitoso

Los viajes al veterinario son necesarios para cuidar de la salud de los gatos, y atender algunas emergencias, muchas veces terminan en un gran desastre por no saber cómo actuar ante el miedo, la ansiedad, el temor que sienten los gatos o desconocer en qué forma podemos minimizarlas, te decimos al detalle cómo lograrlo:

Revisa bien las distintas opciones de transportín

Lo primero a considerar son las opciones de transportín a las que puedes optar para llevar a tu gato al veterinario, recuerda que debe ser cómodo y seguro para él, al mismo tiempo que sean fáciles de llevar ya sea que viajes en tu propio coche, un taxi o vayas a pie.

Hay jaulas, bolsos y cajas, estos son los más populares, el que elijas debe ser robusto, con alta seguridad en sus sistemas de cierre para mantener a los gatos dentro aun cuando estos empujen, muerdan o golpeen buscando escapar.

Procura un transportín que abra por dos lados, preferiblemente arriba y adelante, esto además de permitir que el dueño vigile al gato y pueda constatar su estado, le permitirá al felino viajar más tranquilo al ver lo que hay a su alrededor, no olvides colocar una toalla que tenga tu olor dentro del transportín, le dará más seguridad y cercanía.

Si se trata de un gato tranquilo podrás llevarlo con un arnés sin mayores complicaciones y dar una agradable caminata.

Haz del transportín un elemento conocido para el gato

Es muy importante que el transportín no sea extraño para el gato, procura dejarlo a la vista en casa, así su predisposición a huir de él o mostrarse a la defensiva será menor, procura que entre al menos una vez al día al transportín, de esta forma se familiarizará con él.

Lleva al gato a dar paseos cortos en él con regularidad, así entenderá que no solo lo usa cuando toca ir al veterinario; dejar la puerta abierta para que duerma o juegue en él es una excelente opción, igualmente puedes colocar golosinas y juguetes para hacerle entender que es un lugar amistoso.

Sal de casa sin prisa

Procura que las idas al veterinario estén acompañadas de tiempo sobrante, de esta forma irás más tranquilo y tu gato podrá disfrutar el paseo, dale tiempo suficiente a que juegue antes de salir y minimiza forzar su entrada al transportín, con esto se mantendrá más calmado y dispuesto a comportarse bien. No te olvides de charlar con él en el camino, tu voz seguro le transmitirá calma.

Lleva Snack para el camino

Procura llevar siempre dos de las golosinas favoritas de tu felino, le darás una en el camino hacia al veterinario para que se entretenga y pueda asociar la salida también con cosas agradables para él, asegúrate de decírselo cuando se la des usando frases como “Lo estás haciendo muy bien” y brindarle una caricia.

La segunda golosina se la darás como recompensa a su comportamiento, no te desanimes si en los primeros intentos vuelves con la golosina guardada, recuerda que a los gatos hay que darles tiempo y espacio.

Juega en el camino

Toma la opción de que alguien te acompañe y maneje o ve en taxi, de este modo dedicarás el 100% de tu atención a tu mascota y podrás llevar uno o dos de sus juguetes preferidos para entretenerlo en el camino y hacer que el trayecto sea menos estresante, si eliges caminar haz dos paradas al menos para jugar un poco con él, aquí la importancia de que salgas a la cita sin prisa.

Evita que tu viaje sea muy movido, mantén estable el transportín, con ello minimizas las sacudidas y la agitación que estas traen.

Minimiza el contacto con otros en la consulta

Procura llegar al consultorio justo antes de entrar, de esta forma el gato no tendrá que lidiar con la ansiedad de socializar con los demás animales y personas presentes en el consultorio, y su estadía en el lugar será menor. Elige citas programadas para las horas en las que hay menos concurrencia.

Si tu gato es muy amistoso o por el contrario es de pocos amigos este consejo es muy especial, no todos los animales son receptivos a compartir con otros, lo mejor será mantener el transportín en un lugar alto mientras estés esperando la consulta, evita por cualquier medio que debas colocarlo en el suelo, ahí los olores de otras mascotas se concentran y esto puede agitarlo, especialmente si hay otros gatos y perros.

Otra opción es cubrir el transportín con una manta y de vez en cuando levantar esta para que sepa que continúas ahí.

  1. Nunca lleves tu gato suelto o en brazos

Aun cuando se trate de un gato tranquilo y apacible, su comportamiento es impredecible, evita malos ratos y sustos al llevarlo en brazos sin arnés ni transportín, además esto te hace ver poco responsable y empático con los demás dueños de mascotas y los mismos animales, nadie quiere un gato suelto en el consultorio, incluso el médico podría cancelar tu cita.

Cada gato puede reaccionar de modo distinto al tener que visitar al veterinario, procura adaptar estos consejos a las necesidades particulares de tu mascota y su temperamento, recuerda hacer siempre lo mejor y más seguro para tu gato.

alimentos para gatos

Alimentos prohibidos para gatos

La buena salud empieza por una alimentación saludable, esto es aplicado también a los gatos, y tal como sucede con otras especies animales como los perros y aves, los gatos no deberían comer ciertos alimentos para mantenerse sanos.

No se trata de un simple capricho de los dueños de mascotas o de sus veterinarios, está comprobado que hay alimentos perjudiciales para los gatos, por lo que su consumo está prohibido, ya que ponen en riesgo su bienestar causando distintos problemas digestivos, capilares, respiratorios, circulatorios, de anemia y/o dolores articulares. Te dejamos una lista de alimentos que por nada del mundo deberías dejar que tus gatos consuman.

Olvídate de darle leche de ganado

Aun cuando los gatos son mamíferos, lo cierto es que la leche materna no tiene la misma composición de otras leches animales como la de vaca, cabra u oveja, estas son altas en lactosa y el intestino de los felinos a medida que se desarrollan se vuelve sensible e intolerante a está, siendo incapaces de descomponerla, haciendo que su absorción presente problemas lo que puede ocasionarles náuseas, vómitos, diarrea, gases y reflujo.

Deberás pensarlo muy bien antes de darle leche, queso, yogurt o cualquier otro derivado de la leche de ganado, si deseas algún tipo de leche debería ser de arroz, soya o deslactosada de cualquier origen. En el mercado actualmente hay distintas  presentaciones de leche adaptadas para gatos, procura siempre elegir esta opción y que su consumo no exceda las 2 veces por semana.

Chocolate, manjar para los humanos y veneno para los gatos

El chocolate es uno de los alimentos que más daño puede causar a los felinos, ya sea en su estado más puro y natural, o procesado de forma industrial, el chocolate contiene altas cantidades de teobromina, esta es altamente dañina para los felinos. La teobromina puede liberar en el organismo cantidades altas de toxinas, que tardan mucho en salir de él.

La sustancia es capaz de causar problemas intestinales severos como dolor intestinal, diarrea y vómito, del mismo modo pueden generar problemas en el sistema circulatorio produciendo episodios de taquicardias y arritmias, llegando hasta ocasionar la muerte por infarto en los gatos, el sistema nervioso no queda fuera de la afectación por la sustancia, llegando a conocerse su incidencia en el padecimiento de convulsiones y accidentes cerebrales por su consumo.

Al igual que el chocolate el té y el café también contienen altas cantidades de teobromina, así que estos quedan también fuera de los alimentos permitidos para los gatos.

Huevo, nunca crudo

Los gatos bajo ninguna circunstancia pueden comer huevos crudos, su alto contenido de avidina, una proteína contenida en su clara, es capaz de disminuir drásticamente los valores en sangre de la vitamina B, a la par de bloquear su absorción, conllevando a dolores musculares y articulares, así como al agravamiento de anemias preexistentes. 

Sin embargo el huevo cocido es posible que sea consumido por los gatos de una a dos veces por semana.

Aguacate, el mortal enemigo graso de los gatos

Las grasas en exceso son malas, en especial para ser descompuestas y digeridas, el aguacate es un alimento alto en ellas, y el consumo por los gatos puede causarles problemas cardíacos, colesterol alto, pancreatitis e hígado graso, es posible que también los vómitos y los dolores gástricos se hagan presentes en tu gato si llega a consumir aguacate.

La persina presente en este alimento puede ser muy alergénica llegando causar dificultad respiratoria, anafilaxia e incluso la muerte.

Huesos y espinas, nada más arriesgado para los felinos

Lejos de parecer que los gatos se divierten con los huesos de pollo, gallina, res o espinas de pescado, estos pueden resultar mortales para ellos, aun cuando los gatos sean capaces de partirlos gracias a la fuerza de su mordida, pueden astillarse y provocar obstrucciones intestinales o desgarramientos, hemorragias intestinales y hasta la muerte.

No importa qué tan blando parezcan, incluso los cartílagos de aves pueden producir severos problemas y riesgos a la salud del gato.

Pescado y carnes crudas, jamás le des a tus gatos esto

Tanto el pescado como las carne de aves y res cruda son perjudiciales para los gatos, además de que pueden contener distintos tipos de bacterias y parásitos que pueden comprometer su salud gastrointestinal, también pueden originar deficiencias de hierro, vitamina B, folatos y producir anemias severas. 

La cocción de las carnes, aves y pescados, evita que las bacterias y/o parásitos que contienen lleguen al organismo, incluso pudieran elevar la aparición de toxoplasmosis en los felinos.

Vegetales y hortalizas altamente tóxicas

Lejos de lo que se cree, no todos los vegetales y hortalizas son saludables para los mininos, algunas contienen el tóxico tiosulfato, este puede causar severos problemas en la sangre como la disminución de los glóbulos rojos y la anemia, por lo que está prohibido darle a los gatos alimentos y preparaciones que los contengan.

El tiosulfato está presente en grandes cantidades en la cebolla, las chalotas, el ajo, los puerros, el cebollino, por su parte los tomates contienen tomatina y solanina, altamente tóxicos para su organismo, dificultando su digestión y eliminación.

Al natural, ni sal ni azúcar

Los alimentos para gatos deben prepararse de la forma más natural posible, así que tanto la sal como el azúcar están de sobra, ambos compuestos son perjudiciales a los gatos, pudiendo elevar los valores de colesterol, glicemia, así mismo provocar problemas de insuficiencia hepática, renal y cardiovascular al igual que sobrepeso, obesidad y pancreatitis.

Aunque los gastos pueden comer embutidos, harinas y granos hay que buscar que estos sean los más sanos posibles, con la menor cantidad de azúcar, sal y preservantes presentes. No hay que olvidar que tanto el aparato renal como gástrico de los gatos es bastante sensible y delicado.

Alcohol, un enemigo mortal

Sabemos que el alcohol es dañino para la salud de los humanos, en el caso de los gatos es mortal, su organismo no tiene las enzimas necesarias para metabolizar este, al consumirlo se produce una intoxicación masiva que conlleva a casos graves de hemorragias internas, infartos, paros renales, cardíacos y la muerte.