orientación niños

Orientación vocacional para niños

Los niños están cargados de gustos, intereses y afinidades hacia distintas actividades que son altamente compatibles con su personalidad, aunque parezca precoz a edades tempranas, la orientación vocacional es algo a lo que deben atender.

La orientación vocacional es un proceso lleno de actividades psicoeducativas que permite a los niños desarrollar sus aspiraciones y habilidades para asumir metas futuras. Te contamos qué es, su utilidad e importancia.

¿Qué es la orientación vocacional?

La orientación vocacional es un proceso ordenado y flexible, en el que se diseñan y llevan a la práctica distintas actividades de orden educativo y psicológico, con el objetivo de que los niños planteen metas académicas y laborales que pudieran lograr a largo plazo, estas tienen como punto de partida sus intereses actuales, así como sus habilidades y aptitudes. 

La orientación vocacional permite a padres, maestros y cuidadores ir conociendo lo que los niños desean hacer cómo adultos, y así brindarles distintas herramientas que les ayuden a estar motivados para que a su tiempo adquieran y desarrollen competencias relacionadas con estas.

¿Por qué iniciar la orientación vocacional a temprana edad?

Los niños de manera natural son observadores de su entorno, y lo imitan espontáneamente, llegando a ser común verles jugar sobre profesiones como bombero, médicos, policías, maestras y astronautas, de igual modo es común escuchar las frases “cuando sea grande quiero ser…” y es ahí donde la orientación vocacional aprovecha su interés para ir dando luces de lo que hacen estos profesionales.

Aunque es muy probable que la profesión y/u oficio que se tenga de adultos, futuro no sea la que de niños nos planteamos, la orientación vocacional desde edades tempranas es esencial para que los niños reconozcan la importancia de pensar y planificar el porvenir, manteniéndose interesados en conquistar logros.

La orientación vocacional es un proceso a través del que se puede ayudar a los niños a explorar la paleta de opciones en el mundo académico así como en el universo laboral; contribuyendo a esclarecer hacia dónde se podría inclinar su elección de estudios o trabajo una vez llegado el tiempo para ello.

La importancia de la orientación vocacional de los niños

En la niñez se comienza a construir la identidad personal y es muy importante darles herramientas que lo faciliten, brindarle información sobre lo que les gustaría ser es muy importante.

Los criterios, creencias, percepciones, pensamientos y emociones que se ponen de manifiesto a través de las diferentes actividades de orientación vocacional, fortalecen la autoestima de los chicos y les ayuda a aumentar su confianza en ellos mismos a la par de hacerles más conscientes de lo que podrían requerir para lograr sus objetivos.

La orientación vocacional para los niños es una herramienta capaz de mantenerlos motivados y curiosos por hacer y construir planes a futuro, elevando su participación al mismo tiempo que va abriéndoles paso para ser más espontáneos, observadores y críticos, mostrando sus gustos y sus habilidades.

8 prácticas que fomentan la orientación vocacional en los niños

  1. Incentiva a practicar juegos de roles, a los niños les encanta divertirse haciéndose pasar por policías, maestros, bomberos, enfermeros, abogados, médicos, constructores, choferes, creando situaciones en los que estos actuarían,  aprovéchate de lo ameno que es para ello interpretar roles y la espontaneidad con que este tipo de actividades se dan, propicia que los más chicos experimenten lo que hacen estos profesionales.
  2. Escribe con ellos guiones teatrales, las puestas en escenas donde los actores interpretan de profesiones y actividades laborales es otro aliado de la orientación vocacional, podrás desde el inicio observar la emoción por interpretar uno u otro papel, procura que el reparto de personajes sea al azar así evitarás que los coinciden en su gusto vocacional tengan inconvenientes, siempre hazle ver lo importante que es para la sociedad cada especialidad de trabajo.
  3. Crea rincones espacios de actividades, tanto en casa como en la escuela la disponibilidad de contar con espacios dotados de materiales escritos, gráficos así como de instrumentos e indumentaria relacionados con las diferentes actividades para adultos, son una excelente forma de que los niños exploren y conozcan de los distintos trabajos que podrían tomar a futuro.
  4. Incentiva siempre el autoconocimiento, saber qué competencias y habilidades  poseen, cuáles deben fomentarse y qué otras deben mantenerse afianzadas es fundamental para que se preparen no sólo para la profesión o trabajo que les gustaría hacer, además de ello les ayuda a reconocer sus potenciales, definir sus gustos y afinidades, valorar el trabajo y respetar la diversidad de criterios.
  5. Apóyate en sus talentos, cada niño posee distintos talentos, estos son comúnmente su puerta de acceso a explorar distintas opciones de actividades en los que estos se convierten en herramientas de trabajo, por ejemplo si a un niño le encanta la ciencia, puedes proponerles actividades de excursión, exploración, igualmente las relacionadas con astronomía, medicina, farmacia y educación.
  6. Mantén su autoestima alta, los niños deben saber lo valiosos que son como seres humanos, no dudar que tienen capacidades, talentos y habilidades para alcanzar sus metas, siempre con la posibilidad mejorar y elevar su potencial, al mismo tiempo que desarrollan nuevas habilidades.
  7. No limites sus aspiraciones a su género, ya se trate de un niño o una niña, hazle saber que pueden ser profesionales y trabajadores de distintas ramas, aun cuando sea poco convencional para ese género, no es muy común ver mujeres siendo obreras de construcción, no permitas que los estereotipos sociales arruinen desde temprano su vocación.
  8. Permite que elijan las actividades extraescolares a su gusto,  aunque muchos papás sueñan con la profesión que desean para sus hijos, las actividades extraescolares inciden notablemente en su futuras carreras, la libertad de elegir estas les permite dar respuesta a sus propias aspiraciones y gustos, recuerde que esto es sumamente muy importante.

Siempre que veas la oportunidad de orientar a los niños para el futuro, no dudes en tomarla, recuerda que son ellos los que deben elegir.