Decoración y Hogar

Consejos para hacer muffins perfectos en todo momento

muffins perfectos-

¡No hay nada como despertarse por la mañana con un maravilloso muffin húmedo caliente! Puede oler el maravilloso aroma en toda su casa, que no podría ser mejor para preparar un día maravilloso. ¿Por qué comprar muffins en la panadería por tres dólares cada uno, cuando puedes hacer una docena entera por ese precio en casa?

Aquí hay consejos para dominar estos adorados panes rápidos. Podrá cambiar los sabores por una gran cantidad de golosinas para el desayuno para llevar o delicias del té de la tarde.

¿Cuáles son los muffins perfectos? 

Los muffins perfectos no son demasiado dulces; los muffins no son cupcakes. Tienen una textura esponjosa y tapas abovedadas de color marrón dorado. Es mejor servirlos calientes porque el enfriamiento tiende a secarlos.

No mezcle demasiado la masa: Mezclar demasiado da como resultado una textura dura. Haz un pozo para ayudar a que los ingredientes secos y húmedos se incorporen rápidamente.

Batir los ingredientes húmedos: Homogeneizar los ingredientes húmedos para que se mezclen más rápido con los secos.  Elimine las tazas adicionales para limpiar midiendo el suero de leche directamente a una medida de 2 tazas. Luego agregue los ingredientes húmedos restantes y mezcle.

Acepte los grumos:  Mezcle los ingredientes húmedos y secos hasta que se combinen. La mantequilla estará espesa y grumosa e incluso tendrá algunos trozos pequeños si es harina. La masa de muffins necesita una textura rugosa para permanecer esponjosa.

Doble suavemente: Use un toque ligero para incorporar cualquier mezcla. Trabaje las nueces o frutas con una cuchara de madera hasta que estén distribuidas uniformemente para evitar que se mezclen demasiado.

No llene en exceso sus moldes para muffins:  Use una cuchara grande o una bola de helado para llenar los moldes para muffins aproximadamente en tres cuartos. El muffin se hinchará como un soufflé, por lo que esto asegurará la parte superior redondeada que no se derramará sobre el molde.

Deje enfriar completamente:  Deje enfriar los muffins en el molde 5 minutos antes de retirarlos. Pueden romperse si los quita demasiado rápido. Por el contrario, déjelos demasiado tiempo y pueden empaparse.

Verifique el punto de cocción: La parte superior dorada ligeramente redondeada y los bordes firmes son signos de que sus muffins están listos. Inserte un palillo de dientes en el medio de uno de los muffins para verificar. Si sale limpio, ¡están listos!

Deja una respuesta