pintar azulejos

¿Cómo pintar azulejos de forma fácil?

En la actualidad, con el tiempo que algunas personas tienen que pasar en casa por cualquier circunstancia, las actividades de renovación han ganado terreno. Muchas de estas han servido de terapia ante el confinamiento y ayudan a despertar talentos y deseos de modificar alguna estancia en el hogar.

Es así que puedes pintar los azulejos de un espacio de tu casa y con ello conseguir ese efecto de renovación que buscas en tu entorno. Fácilmente, puedes transformar tu cocina, baño o lugar de trabajo, con tan solo pintar los azulejos que se encuentren en esa zona.

Lo mejor de todo, no es necesario que realices una gran inversión en este proyecto. En el mercado de los esmaltes y pinturas existen las indicadas para alcanzar tu propósito y a precios relativamente asequibles para todos.

¿Qué debes hacer primero antes de renovar tus azulejos?

He aquí los pasos más indicados para obtener un resultado de admiración, si decides hacerlo tú mismo sin complicaciones.

Buscar todos los materiales e implementos necesarios

Siempre será recomendable tener todo a la mano antes de iniciar un proyecto, sin importar la naturaleza del mismo. De esta manera te ahorrarás molestias e inconvenientes.

Reparar grietas e imperfecciones

Para esta fase debes revisar  toda el área y checar que no haya grietas, fracturas o imperfecciones en la superficie seleccionada para pintar. De ser así, sobre todo en las uniones de los azulejos, se recomienda cubrirlas con masilla profesional, la cual permite nivelar los espacios irregulares.

Limpieza profunda de la superficie

Una vez nivelada y reparada con la masilla, toda la superficie de los azulejos a pintar deberás limpiar adecuadamente, eliminando cualquier resto que pueda haber quedado. Asegurando de esta forma una perfecta adherencia de la pintura. 

La relevancia de la limpieza de la zona, es eliminar restos de polvo, grasa o cualquier material que pueda complicar la fijación o secado al momento de cubrir los espacios.

Cubrir elementos o detalles que desees conservar

Lo indicado será que cubras con una cinta adherente o de enmascarar cada elemento que desees resguardar. Este material no permitirá que la pintura se escurra por debajo y estropee lo que busques conservar.

Lo bueno es que este tipo de cinta la puedes encontrar fácilmente en las tiendas especializadas en pinturas y no son costosas. 

Cubrir el área de trabajo para evitar posibles manchas: 

Para que no tengas que invertir mucho tiempo y esfuerzo en limpiar posibles goterones o derrames de pinturas, se recomienda cubrir bien la zona a pintar. Utiliza para ello un material que puedas desechar fácilmente, como papel periódico o un plástico que cubra todo y te permite recogerlo rápidamente.

Pintar la superficie preparada

Al iniciar el pintado de los azulejos, lo ideal es que inicies la acción con una brocha o pincel adecuado. Comienza con las áreas cercanas al techo, bordeando todo.

Posteriormente con una brocha más grande o un rodillo, procedes con las áreas más extensas. De esta manera garantizas que no mancharás el techo ni los ángulos cercanos a otras paredes que deban conservarse sin pintar.

Debes tener en cuenta que el esmalte para pintar sobre los azulejos, es de aplicación directa, no requiere aplicar previamente otro material para ayudarla a adherirse. Soporta adecuadamente la humedad muy propia de los espacios en donde se emplean los azulejos, como los baños, la zona de lavandería y la cocina. 

Pinturas adecuadas, según lo que desees crear

Este tipo de esmalte está disponible en una variedad de colores, lo que te puede permitir realices agradables combinaciones en tus espacios. Ahora, al momento de seleccionar los mismos, también debes pensar qué tipo de pintura requieres. Existen varios tipos, uno de ellos se puede adaptar a lo que busques como resultado.

  • Esmalte al agua o esmalte especial: se aplica directamente sobre el azulejo y no requiere de la aplicación de ninguna capa de imprimación previa para permitir su adherencia.
  • Pintura epóxica: es una resina que permite una gran durabilidad y es muy resistente al contacto con el agua o la humedad.
  • Revestimiento de resina epoxi: Está presenta una base de plástico termoestable, se debe aplicar con otra sustancia química, para garantizar su resistencia en superficies que se expondrán al agua. Es muy impermeable, de alta resistencia y de fácil mantenimiento.
  • Esmalte sintético con base de óleo: Es el producto más asequible y de rápido secado, confiere a los azulejos un acabado suave y liso, aunque deberás hacerle un mayor mantenimiento para que no amarillee tan rápido.