ciático

Cómo aliviar el dolor de ciático

El nervio ciático es el de mayor longitud del cuerpo humano, se extiende desde la parte baja de la espalda hasta la pierna; la compresión de los discos de la columna vertebral así como las inflamaciones musculares en esta, lo alteran, produciendo dolor que puede ser entre moderado e intenso, clínicamente se le conoce como ciática

Si quiere saber cómo minimizar hasta quitar la ciática, pruebe con estos consejos y remedios caseros que dejamos para usted. 

Ciática, ¿Tratable en casa?

Aunque el dolor de ciático es una condición médica tratable de forma farmacológica, también es posible aliviarlo con tratamientos caseros que no ponen en riesgo la salud ni inciden negativamente en la ciática para agravarla.

Los tratamientos caseros pueden ayudar a disminuir la presión que se ejerce sobre el nervio ciático, ayudando a aliviar el dolor y mejorando la condición de salud que en muchos casos es recurrente.

9 Tratamientos caseros para aliviar el dolor ciático

Los remedios caseros para la ciática incluyen el consumo de ciertas plantas y productos naturales, tratamientos tópicos y algunas actividades como masajes y ejercicios.

Calor localizado, un excelente aliado

Las bolsas de agua así como las compresas calientes son las principales aliadas en casa contra el dolor de ciático, se deben colocar en la parte baja de la espalda y a lo largo de la pierna en los puntos de dolor.

El calor relaja la musculatura y disminuye las inflamaciones, mitigando la sensación de dolor y su intensidad; asegúrese de mantener el calor por 25 minutos.

Baños calientes

Los baños de inmersión en agua caliente son excelentes para aliviar el dolor ciático, quédese sumergido en la bañera por 30 minutos, puede agregar una buena cantidad agua de árnica, cola de caballo o romero hervidos, estas tres plantas son excelentes analgésicos y tienen propiedades antiinflamatorias que le ayudarán mucho a aliviar el dolor.

Estírese suavemente

Los ejercicios de estiramientos suave son un remedio muy efectivo, bastará con recostarse sobre su espalda en una superficie acolchada y sin hundimientos, deberá comenzar haciendo movimientos circulares con sus tobillos, luego estirar lo pies como si quisiera tocar con la punta de sus dedos el sitio en el que está acostado, mantenga la posición por 20 segundos y repita 4 veces.

Estando de pie colóquese de puntas sobre sus dedos y caiga sobre sus talones con suavidad, estire los brazos hacia arriba como si intentara alcanzar algo en alto, 15 minutos de estiramientos es un buen tiempo para aliviar el dolor de ciático.

Siéntese en una silla estable con respaldo, estire las piernas hacia adelante y luego llévelas hacia arriba a la altura de sus caderas o lo más cerca que pueda, sostenga la posición por 12 segundos, luego descanse 15 segundos, y repita entre 6 y 8 veces.

Masajes relajantes

Los masajes son excelentes para la ciática, siéntese con las piernas estiradas y levante un poco su altura poniendo una almohada o cojín debajo de sus pies; caliente con sus manos un poco de aceite de té, rosa mosqueta, oliva, menta, árnica o eucalipto; cada uno posee buenas propiedades antiinflamatorias, analgésicas relajante capaces de penetrar a través de la piel y aliviar el dolor de ciática.

Masajee de la cadera a la rodilla con movimientos firmes y ascendentes en círculos, luego realice un masaje circular y ascendente desde el talón hasta la rodilla, trabaje cada zona por 3 o 4 minutos y repita en dirección contraria,  haga 2 series.

Aplique pomadas analgésicas 

Aplicar en la zona afectada pomadas analgésicas es muy efectivo, especialmente si contienen diclofenaco, menta, mentol, árnica, eucalipto y caléndula, lo ideal es colocarla frotando la piel con ella sin masajear mucho y dejar que se absorba.

Antes de colocarse cualquier pomada o ungüento limpie la piel y coloque durante 5 minutos una toalla humedecida con agua tibia, le ayudará a que la piel se relaje y los poros se abran para aumentar la absorción de las pomadas tanto de efecto frío como caliente. 

Hielo, antagonista del calor pero igual de efectivo

El frío también tiene resultados analgésicos y antiinflamatorios al igual que el calor. Colocar una bolsa congelada o de hielo, al igual que compresas heladas es altamente aliviador del dolor ciático. Dejarlo de 8 a 10 minutos ayuda a adormecer la zona y disminuir la intensidad del dolor. 

Es igualmente recomendable alternar compresas frías con compresas o bolsas de agua caliente para potenciar el efecto desinflamante de ambos extremos de temperatura, cada una durante 5 minutos será suficiente.

Aplique presión en la zona

Sin exceder la intensidad del dolor para que no sea contraproducente; con una pelota pequeña de hule o goma, una botella de plástico lisa llena de agua, o las manos en forma de puño, aplique presión en los puntos donde siente dolor.

Sostenga la zona dolorida presionada por 30 segundos y suelte durante 60 segundos, repita esto de 8 a 10 veces, ayudará a descomprimir la tensión sobre el nervio.

Mejore la dieta

Además de ayudar a combatir el sobrepeso, lo que disminuye la presión sobre la columna, son analgésicos y antiinflamatorios naturales, incorpore o aumente en su ingesta nutricional alimentos como el ajo, rábanos, coliflor, jengibre, cereza, jengibre, cúrcuma, papaya y piña

Cada uno ingerido con regularidad es capaz de calmar y disminuir el dolor de ciático.  

Tome infusiones analgésicas calientes

Las infusiones analgésicas calientes funcionan de forma eficaz contra el dolor de ciático, puede tomarlas entre 3 y 5 veces al día.

Se recomienda ingerirlas cuando el dolor esté en su fase más leve para evitar que se agudice, prefiera ajo, jengibre, menta, hierbabuena, albahaca, igualmente puede realizar té de zumo fresco de arándanos, piña, agregar a esto un clavo de especias ayuda a potenciar su efecto calmante del dolor. El café y el té verde también ayudan a aliviar el dolor.

El dolor de ciático puede llegar a ser muy molesto y frecuente si no es atendido, la mejor opción es solucionarlo de forma rápida cuando se presenta y así evitar que se intensifique.