aislante acústico

Cómo aislar acústicamente tus paredes

Algunas veces el ruido en la casa puede llegar a ser realmente insoportable. El arrastre de los muebles, los coches en la calle, las conversaciones de los vecinos. Todos los sonidos se suman y crean un verdadero caos que nos lleva a enloquecer.

Por supuesto, esta es una situación inaguantable a la que necesitamos encontrar una solución efectiva. La respuesta es aislar acústicamente las paredes y la habitación. Así, el ruido permanece afuera y es posible disfrutar de una verdadera calma dentro del hogar.

Afortunadamente, existen varias ideas realmente útiles y funcionales para insonorizar las habitaciones. Algunas de ellas incluso requieren de poco presupuesto. ¿Listo para mejorar el ambiente de tu hogar?

Usa telas para amortiguar el sonido

Una de las formas más simples para minimizar el ruido proveniente del exterior es el uso de telas dentro del hogar. Preferiblemente, tejidos pesados y densos que sean un verdadero obstáculo impidiendo que el sonido rebote en las superficies. Las alfombras, tapices y cortinas de lino, terciopelo serán perfectos para esta tarea.

Librerías y estantes

Cubrir las paredes con estanterías y librerías llenas de libros y artículos con densidad. Esto funciona como aislante acústico, dejando la música y las conversaciones de los vecinos fuera de la tranquilidad de tu hogar. Mientras más profundas sean, mejor será el efecto.

Trasdosado de pladur

Las placas de pladur vienen en distintas densidades, y por supuesto, mientras más gruesas, funciona mejor. Con estas puedes construir una doble pared que genera un efecto aislante muy bueno, especialmente cuando se rellena con algún material adicional, como poliuretano. También son excelentes para armar estanterías, pero debes tomar en cuenta el peso que pueden soportar.

Revestir las paredes

Existen materiales ideales para lograr un revestimiento con efecto aislante que permitirá conservar el silencio dentro de tu hogar. El corcho, los plafones de viruta, la fibra de lana y la madera son algunos de los más populares y eficientes. Puedes cubrirlos con yeso o dejarlos a la vista. Todo depende de tu estilo.

¿Arrastre de muebles?

Si tienes vecinos en el piso de arriba y te molesta el ruido de los muebles arrastrándose, la mejor solución es montar un falso techo. Con esto crearás una cámara de aire que mantiene el sonido lejos de tu hogar. Es una inversión que vale la pena y puedes aprovechar para dejar tu techo más a tu estilo.

Ladrillo doble hoja

Los ladrillos de doble hoja funcionan creando una cámara aislante que se rellena con materiales que absorben el sonido, tales como la lana de roca o la fibra de vidrio. Trabajan de manera similar a las placas de pladur. Uno de los detalles a tomar en cuenta con esta elección es la cantidad de espacio que resta dentro del ambiente. Sin embargo, es una opción realmente efectiva.

Cristales dobles para el ruido exterior

Si se puede hacer una inversión, la mejor recomendación para minimizar los ruidos del exterior son los cristales dobles.  Estos generan una barrera que impide el paso del sonido, creando una caja insonora dentro del hogar. Existen diferentes niveles de grosor que aportan más o menos aislamiento, la decisión es tuya.

Pintura aislante

La pintura aislante está compuesta a base de agua y látex, a la que además se le han agregado resinas y filtros especiales para controlar el paso del sonido. Es muy funcional y no necesitas eliminar la pintura previa para colocarla. Otra opción es agregar aditivos aislantes especiales a una pintura común y corriente.

Decoración a prueba de sonido

Algunos elementos pueden tener una doble función, siendo tanto decorativos como aislantes del sonido. Un ejemplo lo encontramos en los biombos y los paneles, especialmente los elaborados con madera, yeso o poliuretano. Tendrás un espacio agradable a la vista y al oído.

El mito de las hueveras de cartón

Muchas personas piensan que la mejor forma de aislar el sonido es cubriendo las paredes de las habitaciones con hueveras de cartón. Es una creencia muy frecuente, ya que además resulta cómoda para la economía. Sin embargo, esta técnica realmente es efectiva para lograr crear mayor acústica dentro de la habitación, pero no minimiza el ruido exterior. De hecho, podría tener el efecto contrario.

Para que tu habitación tenga una excelente acústica y además mantenga alejados los ruidos de la calle, debes cubrir las paredes con un material aislante y sobre este colocar las hueveras. De esta forma solo necesitas una buena televisión y tendrás tu propia sala de cine casero.