pan masa madre

Beneficios de comer pan con masa madre

Seguramente ya te has tropezado con esas palabras y estás bastante familiarizado con el término “masa madre”. Si no es así, te contamos que se trata de una mezcla de harina de trigo o centeno y agua, que fermenta gracias a la levadura natural del grano.

Este ingrediente se utiliza más tarde para la elaboración de panes caseros o artesanales, cuyo sabor es un mensaje que nos llega directo desde la infancia y nos invita a disfrutar de los placeres sencillos de la vida. 

De allí que se haya vuelto tan popular, convirtiendo este tipo de pan en el predilecto de todos los hogares.

Sin embargo, esto no es lo único que hace al pan de masa madre un invitado de honor a nuestra mesa. Poco a poco se ha evidenciado que este alimento ofrece una gran cantidad de beneficios para la salud, animando a todas las personas a incluirlo en sus dietas e incluso aventurarse a preparar sus propias masas madre en casa.

Pan sin gluten

El proceso de elaboración del pan con masa madre es más lento que los panes que llevan la levadura de panadero. Durante este tiempo, los carbohidratos y el gluten se descomponen por completo, dando como resultado un alimento libre de estos componentes. Una excelente opción para las personas que requieren una dieta sin gluten.

Un pan ligero

Bien sea porque tienes problemas de peso, quieres cuidar tu figura o previenes la aparición de la diabetes, este alimento es perfecto para ti. Gracias al proceso de elaboración del pan de masa madre, es de  alto contenido glucémico, por lo que te permite controlar la glucosa y cuida el número de calorías que sumas en el día.

Una buena digestión

Las bacterias de este tipo de levadura natural, además de lo que tarda la preparación del pan, logran pre digerir el almidón que se encuentra en los granos. De esta forma, al consumirlo, nuestro cuerpo invierte menos tiempo y energía digiriendo y procesando el pan, logrando una digestión más tranquila y ligera.

Se puede guardar por más tiempo

Durante la preparación del pan con masa madre, encontramos que se produce suficiente cantidad de ácido acético. Este, además de darle un toque especial al sabor del mismo, también evita el crecimiento del moho, por lo que no necesita de conservantes para mantener su frescura por mucho tiempo. Solo debes envolverlo en un paño de algodón y tendrás un delicioso pan por un buen rato.

Rico en minerales y vitaminas

El pan de masa madre es un excelente alimento. Si nos detenemos a analizar sus componentes, encontraremos que es muy rico en vitaminas, como B1 al b6, B12 y vitamina E. También contiene hierro, fósforo, calcio, magnesio, potasio, niacina, tiamina, zinc y muchos más nutrientes, incluyendo algunas proteínas. Realmente increíble.

Rico en ácido láctico

Los lactobacilos que se hallan en el pan de masa madre se encargan de producir una gran cantidad de ácido láctico. Este compuesto no solo favorece una sana digestión, también ayuda a absorber los minerales que se encuentran en el organismo, ayudando a mantenernos bien alimentados.

Gran sabor y exquisita textura

El pan de masa madre tiene un encanto especial, el cual proviene de tu textura, jugosa y fibrosa al mismo tiempo y su sabor, con toques ligeramente ácidos y dulces. Este alimento, solo o acompañando otros platos, es más que una tradición, un verdadero placer.

Por supuesto, el aroma del pan de masa madre también es único y exquisito. Un sello que debe acompañar todo buen pan, bien sea que la receta esté acompañada de algunas hierbas y especias o simplemente se trate de la hogaza tradicional y sencilla.

Esta magia se la debemos a la levadura natural proveniente de los granos de trigo y centeno, la cual permite el crecimiento de las bacterias sanas, favoreciendo un proceso de fermentación que promueve un alto contenido en fibra, vitaminas, minerales y ácidos.

Hoy en día son cada vez más las panaderías que ofrecen este tipo de pan, abrazando las tradiciones que tanto nos gustan y complaciendo a los paladares de sus clientes. 

También comenzamos a observar como desde los hogares, aparece el pan casero de masa madre, ampliando aún más la presencia de este exquisito alimento.