plantas de interior

10 plantas de interior fáciles de mantener

Quien decide no tener plantas en casa generalmente lo hace porque piensa que no tiene tiempo para cuidarlas. Aquí es donde se equivocan. Sí, porque hay variedades de plantas de interior que son fáciles de manejar.

No hace falta leer largos libros ni seguir tutoriales, solo unos cuantos trucos y un poco de sentido común para tener un bonito rincón verde en tu propia casa. Estas plantas pueden decorar de forma sencilla y, en muchos casos, incluso ser beneficiosas para la salud.

Algunas variedades pueden absorber el dióxido de carbono del aire y eventualmente devolver el oxígeno. Otros también pueden absorber contaminantes de la atmósfera que son potencialmente perjudiciales para la salud. 

Las plantas de interior fáciles de manejar tienen varios factores en común. Aquí hay diez plantas de interior que son fáciles de manejar.

1. La Sansevieria 

se ha puesto muy de moda, y también es conocida como la planta serpiente. Es una planta perfecta para las personas que rara vez están en casa o que tienen poco tiempo para ello.

La Sansevieria tiene hojas en forma de espada que recuerdan al cuero jaspeado. Cuando termina el verano y comienza el otoño, la planta brota pequeñas espigas de fragantes flores en forma de tubo. Fácil de manejar, no le gusta la luz solar directa. Además, solo debe regarse una vez cada quince días.

2. Kentia (u Howea) 

Es una palmera resistente y muy elegante. Le encanta la sombra y recuerda a los salones de los años 20. Debido a su tamaño, puede dar a la habitación un ambiente tropical, alcanzando una altura de casi 3 metros.  En invierno debe regarse una vez cada dos semanas. Sin embargo, cada dos años se debe trasplantar en macetas de unos 35 cm de diámetro.

3. El Spathiphyllum 

Conocida también como Cunas de Moisés. Es fácil de cuidar y proporciona a sus propietarios unas hermosas y elegantes flores que recuerdan a las calas.  Las hojas del Spathiphyllum son de color verde oscuro, muy brillantes y curvadas.

Si quieres que se mantenga frondosa y florezca a menudo, debes abonar al menos dos veces al mes. Si te olvidas de regar la planta, puede caer desastrosamente, tanto que parece casi muerta. Lo bueno es que si le das un vaso de agua vuelve a brillar.

4. Aloe

Aunque no es tan resistente como las otras plantas que proponemos, el Aloe vera no solo es una hermosa planta de interior para mirar, sino que también es útil por sus muchas propiedades beneficiosas.

En cuanto al riego, solo necesita un poco de agua y el suelo debe permanecer siempre seco. Sin embargo, para la exposición, no necesita la luz solar directa porque podría quemarse.

5. Beaucarnea recurvata 

Conocida como pata de elefante o comedora de humo, la Beaucarnea recurvata recuerda a las palmeras. Crece lentamente y puede pasar mucho tiempo sin beber. Sin embargo, requiere mucha luz. Su nombre es engañoso: no neutraliza el humo (por ejemplo, el de los cigarrillos), sino que se llama así porque es resistente al fuego.

6. La yuca, también conocida como el tronco feliz 

dará mucho placer incluso a los que tienen el pulgar negro. No debe colocarse bajo la luz solar directa y requiere un riego abundante desde marzo hasta octubre. En invierno, sin embargo, debe regarse mucho menos. Debe abonarse cada 15 o 20 días durante el periodo de crecimiento.

7. La planta llamada Photos 

Es una de las plantas de interior más populares. Sus hojas son brillantes y verdes, a menudo con toques de amarillo.  En el pasado se conocía como hiedra de interior. No necesita mucha luz y solo debe regarse cuando la tierra de la maceta esté completamente seca.

8. La Aspidistra 

Es una planta con rizoma y cultivada por su follaje decorativo. Ha recibido el apodo de planta de hierro por su capacidad de supervivencia. No crece más de 70 centímetros. Sus hojas son verdes, pero a veces tienen vetas blancas. Necesita mucho aire, por lo que es perfecto para colocarlo en las escaleras de un edificio de apartamentos.

9. La Dracena sanderiana, más conocida como bambú de la suerte

Es una planta de interior muy fácil de cuidar. Crece con poca luz (debe colocarse en media sombra) y apenas necesita agua.

De hecho, crece perfectamente en una maceta llena de agua y guijarros. Por supuesto, no hay que dejarlo a su aire, pero siempre hay que comprobar que tiene la humedad adecuada.

10. El Chlorophytum 

Planta originaria de África. (también conocido como Falangio o Nastrino) se caracteriza por su aspecto desaliñado. Debe colocarse a la luz directa del sol, pero protegida de las quemaduras solares si hace demasiado calor. También debe estar protegido de las corrientes de aire.

Es la luz del sol la que le da un moteado blanco cremoso. Debido a su forma, también puede colgarse. En cuanto al riego, se debe regar una vez a la semana si es verano. Tenga en cuenta el rápido crecimiento de la planta, que requiere un trasplante regular.

Como has leído, no es difícil crear un rincón verde en tu casa, aunque creas que no eres capaz de hacerlo. ¿Qué planta de interior fácil de manejar va a elegir para su casa?